Eva Analía de Jesús (Higui): Lesbiana sobreviviente de violencia sexual

Activistas lucharon por la absolución de Higui. / Foto: Instagram (@absolucion_higui)

El 17 de marzo de 2022, los tribunales de San Martín, Argentina, finalizaron el juicio de absolución de Eva Analía de Jesús, Higui, mujer lesbiana y sobreviviente de violencia sexual que estuvo presa en el Destacamento Femenino de Villa Maipú por defensa legítima ante uno de sus agresores, Cristian Rubén Espósito.

«La atacaron por lesbiana, la encerraron por defenderse», escribió la periodista María Florencia Alcaraz respecto a Eva Analía de Jesús, mujer lesbiana del barrio Bella Vista (Buenos Aires, Argentina) conocida como Higui, quien sobrevivió a una agresión sexual por parte de Cristian Rubén Espósito y otros hombres el 16 de octubre de 2016.

Su nombre e historia resuenan en todas las provincias de este país de América del Sur. Incluso, tras ver el actuar de la campaña Absolución para Higui, René Higuita —exfutbolista colombiano al que alude su apodo— se sumó al reclamo de justicia.

René Higuita se unió a la causa de Higui. / Foto: Twitter (@higuitarene)

Reiterados episodios de violencia sexual

La amenaza de violación a manos de Cristian Rubén Espósito y otros hombres no fue la primera vez en la que Eva Analía de Jesús, Higui, enfrentó una agresión sexual. El acecho y constante abuso de su padrastro propiciaron que huyera de casa a los 13 años. En 2002, estuvo a punto de ser agredida sexualmente. El forcejeo con sus agresores le ocasionó varias lesiones en la espalda. Estuvo en el hospital algunos días y, al recibir el alta, encontró su casa en llamas. No hubo respuesta por parte de las autoridades.

Se mudó varias veces. Antes de ser detenida por la autodefensa frente a Cristian Rubén Espósito y los 2 hombres que lo acompañaban, Higui trabajaba como jardinera en el barrio Barrufaldi. Pero, según contó su hermana Azucena, la discriminación nunca la dejó en paz.

Asimismo, las intenciones de agredirla en grupo no fueron exclusivas de octubre de 2016. Según documentó la prensa argentina, Espósito y sus compañeros llevaban meses detrás de ella. Al estar bajo amago de ‘quitarle lo lesbiana’, Higui recorría las calles del barrio Mariló (Bella Vista) con un cuchillo entre sus pertenencias. La posesión del arma blanca no solo derivaba del amedrentamiento verbal. Antes del 16 de octubre de 2016, Eva Analía de Jesús, Higui, recibió golpes con piedras. También le robaron la bici. Las intimidaciones y los ataques físicos y emocionales nunca terminaron. Cuando plantó cara a ellos, terminó en una celda durante casi 9 meses.

Caso Higui: ¿Qué sucedió el 16 de octubre de 2016?

En Argentina, el Día de la Madre se celebra el 16 de octubre. Con motivo de la festividad, Higui tuvo intenciones de visitar a sus familiares. Se dirigía al partido de San Miguel. En el trayecto la interceptaron 3 hombres. Según relató en su testimonio, los perpetradores la acorralaron y le rompieron el pantalón. Mientras la tocaban sin su consentimiento repetían algunas frases que activistas y movimientos como Ni una menos denunciaron por ser parte de los patrones de las ‘violaciones correctivas’, agresiones en razón de orientación sexual e identidad de género.

En una entrevista que brindó a la BBC, Azucena contó que Higui se defendió de la única manera en la que le fue posible. Se tapó la cara y con la otra mano sacó el cuchillo que traía entre la ropa. No habría forma en que viera con detalle lo que sucedía. El grupo de hombres le propinaba una golpiza en el rostro.

«Yo ando cuando voy para allá con un cuchillo por miedo. Porque los chicos son malos y no quieren a las lesbianas. Ya tuve problemas antes».

De este forcejeo resultó herido Cristian Rubén Espósito. Eva Analía de Jesús, Higui, estaba inconsciente. Fue hasta que llegó la Policía local que empezó a ver su alrededor. A las pocas horas del arribo de las autoridades, Higui estaba en el Juzgado de Garantías Nº 6 de San Martín. La Unidad Fiscal Nº 25 la acusó de homicidio simple. Enseguida la arrestaron y la sancionaron con casi 9 meses en prisión. Su familia pudo verla 3 días después.

Labor de grupos feministas y de las diversidades sexogenéricas

Conforme a lo documentado por LatFem, cuando Higui se encontraba detenida, en las inmediaciones se presentó Carolina Abregú, integrante de la organización Defensorías de Género. Fue así como mujeres de las diversidades sexogenéricas se involucraron con el caso. De los encuentros y las discusiones surgió la Asamblea Lésbica Permanente. Desde un principio, esta iniciativa popular arropó y replicó las demandas de la campaña Absolución para Higui.

Durante la permanencia de Higui en el Destacamento Femenino de Villa Maipú, las colectivas no dejaron de organizarse. Al momento en el que la Cámara de Apelaciones de San Martín le concedió una excarcelación extraordinaria (17 de junio de 2017), la sobreviviente ya contaba con un grupo de abogadas expertas en el tema.

Inconsistencias en las investigaciones

Una de las abogadas, María Raquel Hermida Leyenda (Red de Contención contra la Violencia de Género), subrayó que las autoridades daban un seguimiento parcial a la investigación. Entre sus argumentos destacó que quedó fuera de las pruebas la ropa que traía Higui el día del ataque.

Asimismo, expresó su preocupación por la posible modificación de material probatorio. Otra de las inconsistencias que encontró en este caso fue que todos los testigos son los que se contaban para la resolución formaban parte de la misma pandilla que los agresores. Uno de ellos se atrevió a decir que Higui había atacado a Cristian Rubén Espósito «sin motivo alguno».

Entre los problemas de fondo se denunció que el caso de Higui se estaba abordando como un homicidio simple. En un principio no se quiso aludir a la evidente violencia de género y en razón de orientación sexual. De ahí que desde que se involucró en el caso, Hermida Leyenda manifestó que en el primer informe no se detalló la golpiza propinada contra la víctima. Tampoco se le canalizó a un área de atención psicológica. LA HISTORIA DE LA PEPA GAITÁN FUE OTRO CASO DE LESBOFOBIA QUE SACUDIÓ A ARGENTINA.

Higui lucha por el aborto legal. / Foto: Instagram (@absolucion_higui)

Absolución para Higui y todas las sobrevivientes de violencia sexual

De cara al juicio de absolución para Higui, el 15 de marzo de 2022 colectivas feministas y medios de comunicación aliados se dieron cita en las inmediaciones del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 7 de San Martín. Hicieron barricadas con pancartas en donde se exigió el cese de la violencia de género y acompañaron a Eva desde la alegría y el goce.

Para el tercer día de jornada (17 de marzo de 2022) se repitieron dichas acciones, pero con mayor fervor. Las autoridades argentinas dieron una resolución favorable.

Con una camisa a cuadros y un balón de futbol en mano, Higui dio la buena nueva de que fue absuelta. Además del apoyo, una de las piezas clave en la decisión fue el testimonio de un policía que estuvo en el lugar de los hechos.

Para desmentir las versiones de los adeptos a Cristian Rubén Espósito, el testigo confirmó que la lesión había sido de frente y no en la espalda como se había dicho. También detalló que Higui, como ya había declarado su hermana Azucena, se encontraba en un estado de salud delicado. Confirmó que recibió golpes por parte de sus agresores. Las lesiones propiciaron que estuviera en constante revisión por posibles convulsiones.

¿Por qué la historia de Eva Analía de Jesús causó tanto impacto en la población de mujeres diversas?

Así como lo han señalado defensoras de derechos humanos, el caso de Eva Analía de Jesús, Higui, resuena entre las mujeres LGBT+ por las faltas de un sistema estructural e históricamente lesbofóbico, feminicida y clasista. Higui y su familia no solo atravesaron por un sinfín de irregularidades en el proceso. También tuvieron que lidiar con los constantes aplazamientos del juicio rumbo a la absolución, mismo que se tuvo que haber realizado en 2018, meses después de que obtuviera la excarcelación. Al respecto, la abogada y activista feminista Gabriela Conder puntualizó lo siguiente:

«Si uno analiza los hechos como suele hacer el sistema penal, aislado del contexto, se llega a soluciones injustas, como pensamos que puede suceder en este caso».

En una declaración complementaria, la abogada y periodista Greta Pena subrayó:

«[Higui] representa a las lesbianas no hegemónicas en la expresión de su identidad, de barrios humildes, con una masculinidad diversa y que se ha enfrentado a una situación que viven muchas mujeres y lesbianas. Ha actuado y está siendo castigada por ello».

Por eso, sea en las inmediaciones de la Plaza de Mayo o en otras latitudes de Latinoamérica en las que el acceso a la justicia sigue siendo permeado por la lesbofobia, la misoginia y el clasismo, las mujeres diversas aseguran que:

«Todas nos defenderíamos como Higui».

Grupos piden justicia por Higui. / Foto: Twitter (@gretapena)

¿Ya conocías la historia de Eva Analía de Jesús, Higui, mujer lesbiana y sobreviviente de violencia sexual que estuvo presa en el Destacamento Femenino de Villa Maipú por defensa legítima? La absolución y justicia para Higui marcan un precedente para todas las mujeres que a la fecha siguen enfrentando cargos por recurrir a la autodefensa.

Con información de LatFem, Clarín, Marcha.Org, El Mostrador y El País