Lleca: Victoria Sámano convirtió su departamento en refugio LGBT+

Lleca recibe principalmente a mujeres trans en situación de calle. / Foto: Cortesía de Victoria Sámano

Ayudando a personas LGBT+ en situación de calle, la activista Victoria Sámano no solo construyó Lleca, un refugio ubicado en CDMX, sino que además descubrió su verdadero yo.

«Cuando inicié con este trabajo no me identificaba de esta forma», cuenta en entrevista con Homosensual Victoria Sámano, fundadora de Lleca, colectiva que da refugio a personas LGBT+ en situación de calle.

Corría el año de 2020 cuando Victoria comenzó a apoyar a algunas personas en situación de calle donando ropa o algunos insumos. Era el inicio de la pandemia por la COVID-19. El altruismo de la activista la llevó a conocer a varias mujeres trans que se quedaron sin hogar debido al cierre de los hoteles donde vivían y ejercían el trabajo sexual. CONOCE ‘HACIENDO CALLE’, LA INICIATIVA PARA APOYAR A PERSONAS TRANS QUE EJERCEN EL TRABAJO SEXUAL.

«Empiezo a conocer sus historias y voy identificando los factores que las llevan a vivir esta problemática», cuenta la activista que terminaría convirtiendo su propio departamento en Lleca, un refugio para estas mujeres y otras personas LGBT+. CHECA NUESTRO DIRECTORIO CON LA INFORMACIÓN DE REFUGIOS PARA PERSONAS LGBT+ EN MÉXICO.

Donde cabe 1, caben 10 o 12

Victoria Sámano vive en un pequeño departamento ubicado en la calle Sol número 204, en la colonia Guerrero de CDMX. El lugar cuenta con apenas 2 habitaciones, sala, comedor y 1 baño.

El departamento se convirtió en un lugar para hacer comunidad. / Foto: Cortesía de Victoria Sámano

«El año pasado empecé a recibir a personas que están en situación de calle», relata Victoria. Así empezó Lleca, el refugio para personas LGBT+. En ese pequeño espacio han llegado a vivir hasta 10 o 12 personas. Además, se convirtió en un lugar para hacer comunidad. Aunado a quienes habitan allí, también hay quienes acuden a pedir permiso para bañarse o simplemente para convivir. ENTÉRATE DE LA LABOR QUE REALIZA LA ORGANIZACIÓN CASA FRIDA.

Victoria transformó su departamento en un refugio. / Foto: Instagram (@samano_o)

Encontrando a Victoria

Fue precisamente en esa convivencia con mujeres trans como Victoria se encontró a sí misma. Al reflexionar sobre los motivos que la llevaron a iniciar con este proyecto, Victoria Sámano considera que, de forma inconsciente, estaba buscando su propia identidad:

«Creo que quizá estaba buscando este acercamiento con mujeres trans porque algo dentro de mí me lo decía. Ahora que las conozco, descubro a esa nueva persona, descubro a Victoria».

Lleca, el nombre de este refugio para personas LGBT+, obedece a la forma en que las personas en situación de calle nombran su espacio. Muchas de las personas que llegan a esa situación lo hacen tras padecer el rechazo de sus familias. Además, viven situaciones complejas que en ocasiones les orillan al consumo de sustancias. Por ello, con Victoria colaboran 3 psicólogues que atienden a quienes viven en Lleca.

Victoria Sámano (al centro), directora de Lleca, con residentes / Foto: Cortesía de Victoria Sámano

En busca de un nuevo hogar

Sin embargo, actualmente la supervivencia de este refugio peligra. La persona que renta a Victoria Sámano el departamento que se convirtió en Lleca dejará de rentarle. Victoria Sámano tiene que desalojar el 23 de mayo de 2022. Ahora, ya no solo necesita un espacio donde vivir, sino uno donde puedan acompañarla todas las personas a quienes da refugio.

Frente a la situación de los albergues en CDMX, espacios como Lleca son fundamentales. / Foto: Cortesía de Victoria Sámano

Al respecto, la activista explicó la importancia de un refugio como Lleca, que es un espacio seguro para personas LGBT+:

«Las condiciones de los albergues de CDMX para atender a personas en situación de calle son pésimas. Los servicios son pésimos y hay violaciones a derechos humanos. Ahora imagínate lo que es para las personas de la diversidad sexual. El trato es terrible. Necesitamos espacios seguros. Tenemos necesidades diferentes a las de la demás población».

Por lo anterior, la fundadora del Lleca inició una campaña de Donadora con el objetivo de recaudar fondos que le permitan trasladar a otro espacio el refugio para personas LGBT+. El objetivo consiste en recaudar 1 millón y medio de pesos para poder pagar la renta de un espacio más grande donde las y los residentes puedan tener un poco de privacidad. También busca comprar camas, acondicionar el espacio y poder retribuir económicamente a les psicólogues que les apoyan. Si tú quieres contribuir con esta causa, puedes hacerlo a través de este enlace

Sin duda, son imprescindibles los espacios como Lleca, que más que un refugio, es una familia elegida para personas LGBT+.