José Donoso: Quién fue escritor detrás de ‘El lugar sin límites’

Él fue José Manuel Donoso Yáñez. / Foto: La República EC

A través de su obra El lugar sin límites y su correspondencia, el escritor chileno José Manuel Donoso Yáñez (5 de octubre de 1924-7 de diciembre de 1996) dejó un importante legado para la comunidad LGBT+ de América Latina.

Exponente del boom latinoamericano, periodista, docente, prisionero de la «cárcel de su novela» y autor de El lugar sin límites (1966), José Donoso es recordado como una de las grandes figuras LGBT+ del continente. El oriundo de Santiago, Chile, fue tan transparente como una gota de agua.

Su escritura siempre fue reflejo de las personas e ideas que amó. También era sumamente calculador. Una semana antes de morir en la ciudad que lo vio nacer se puso en contacto con la Universidad de Iowa para ofertar lo más íntimo de su trabajo.

Entre el papeleo —y la impertinencia y falta de ética periodística del diario La Tercera—, se supo que el acercamiento de José Donoso a la libertad fue cuando conoció a José Miguel, en 1957. Para entonces tenía 32 años. José Miguel era 11 años menor. La pasión que vivió al lado de este hombre fue póstuma, al menos para las y los seguidores del también merecedor del Premio Nacional de Literatura de 1990.

A la luz pública, José Donoso estuvo casado con María Pilar Serrano por más de 30 años. Contrajeron nupcias 4 años después de la relación que el propio maestro describió como «incontenible de admiración por la belleza». La pareja crio a una hija, Pilar, quien confirmó la autenticidad de los extractos obtenidos por La Tercera. La publicación de uno de los episodios más sensibles e impetuosos de la vida del autor de El obsceno pájaro de la noche (1970) causó cierta revuelta en la comunidad periodística y literaria. Para algunos autores (tal fue el caso de Arturo Fontaine Talavera), fue una falta judicial y un detonante de desconfianza en las bibliotecas.

Familia de José Donoso / Foto: El pilar de los Donoso

¿Quién fue José Donoso, escritor de El lugar sin límites?

Al ser uno de los autores clave para entender a la sociedad chilena del siglo XX, son muchas las investigaciones en su nombre. Sin embargo, el acercamiento más fidedigno a su vida estuvo bajo su autoría.

Entre 1994 y 1995, meses antes de que lo consumiera una afección digestiva, José Donoso maquinó los párrafos de Conjeturas sobre la memoria de mi tribu (1996). En este texto que osciló entre la autobiografía y la ficción, el excolaborador de la revista MSS abordó las razones por las que escribió. Fue una mezcla entre un placebo y una herencia un tanto dolorosa.

La familia de su madre presumía de un talento innato para las letras. Un motivo «cursi» y «anacrónico», resumiría el autor de Casa de campo (1978). Desde antes de su nacimiento, la genealogía Donoso-Yáñez fue tema de interés. Fue uno de los árboles que crecieron entre las páginas del libro Familias fundadoras de Chile (1540-1600). CONOCE OTROS LIBROS GAY DE AMÉRICA LATINA.

Legado a la literatura chilena

Con dichos guiños, está de más recordar que José Manuel Donoso nació y creció en uno de los senos más privilegiados del Cono Sur. Quienes no se dedicaban a las letras, lo hacían desde las tribunas. Pudo haber sido abogado. Sin embargo, el destino lo llevó a estudiar en el mismo colegio que Carlos Fuentes, El Grange.

La literatura argentina también se perfila como un posible factor por el que se interesó en ser escritor. Una parte de su adolescencia la vivió en Buenos Aires. Se dedicó a las actividades portuarias. El resto de su juventud la repartió entre distintas latitudes.

Regresó a Chile para estudiar la universidad y viajó a Estados Unidos para finalizar su educación superior. En su etapa como docente brilló por ser parte de la plantilla educativa de España. Su estadía en el país que saqueó al suyo también representó una de sus etapas más prolíficas como escritor.

El éxito de sus cuentos y novelas lo hicieron candidato e integrante de la generación del 50 en Chile. Una década después, en los 60, la trayectoria de José Donoso se caracterizó por sus críticas al modelo educativo al que se enfrentaban jóvenes literatos.

Desde su perspectiva, la fijación por el romanticismo costumbrista y el criollismo era pilar de un estancamiento intelectual. Por ello, optó por viajar a distintos países en búsqueda y promoción de otros estilos.

Contribuciones como reportero

Desde el periodismo, profesión en la que se involucró más de lleno cuando regresó de Buenos Aires, José Donoso contribuyó de manera significativa a la historia de la revista Ercilla. Para ese entonces, tenía 35 años. Su salud no era la más alentadora. Recién se había casado y la capital argentina le demostró que sería muy complicado vivir de la literatura.

La formación en esta área de las Ciencias Sociales fue la que lo llevó a emprender un viaje a México en 1964. De esa etapa también se supo de su fascinación por la fotografía y de la capacidad que tenía para leer el mundo desde que era pequeño.

Su rol como reportero le permitió identificar muchos de los estereotipos que enfrentaban ciertos sectores de las sociedades latinoamericanas. Pero siempre tuvo cierto conflicto para cumplir con la —tediosa e inexistente— ‘objetividad’ que —de manera absurda— exigen los medios de comunicación. Aún con esa confrontación, los artículos que escribió en la segunda mitad de los 60 se transformaron en la base de la que fue su novela más aplaudida, El obsceno pájaro de la noche.

Además de El lugar sin límites, su correspondencia y memorias, ¿en qué obras de José Donoso se habla de homosexualidad?

Las publicaciones de los escritos íntimos del autor por parte de La Tercera siguen causando revuelo. El descuido es innegable. Sin embargo, José Donoso siempre fue transparente respecto a los temas que rodeaban a la homosexualidad y para muestra la existencia de El lugar sin límites. ESTOS SON LOS DATOS QUE NO CONOCÍAS DE EL LUGAR SIN LÍMITES.

Si bien este libro inspiró uno de los títulos más populares del cineasta mexicano Arturo Ripstein, el chileno fue dejando pistas en otras de sus obras. Entre sus pasiones, José Donoso acumuló varios fundamentos de la pintura. Quizá esa sea la razón por la que Santelices (1962) y El jardín de al lado (1981) también sean las pinceladas mediante las que dejó claro que se enamoró de un hombre. MIRA QUÉ PELÍCULAS LGBT+ SE BASARON EN UN LIBRO.

¿Ya conocías estos datos de la vida de José Donoso, escritor chileno de El lugar sin límites?

Con información de La Tercera, Semana, Revista Iberoamericana (No. 198, 2002) y Revista Universum (No. 22, 2007)