Perú, culpable en caso de mujer trans violada por policías

Perú es culpable de la violación y tortura de Azul Marín Rojas / Foto: BBC

La CIDH dictaminó CULPABLE al Estado del Perú en el caso de una mujer trans que fue violada y torturada por policías cuando se identificaba como hombre gay.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió una sentencia en la que determinó que el Estado del Perú es culpable en el caso de una mujer trans que fue violada por policías.

Los prejuicios en contra de la población LGBTQ+ se siguen manifestando una y otra vez en hechos de violencia y crímenes de odio, como lo sucedido con Azul Rojas Marín.

¿Qué sucedió con Azúl Rojas Marín?

Azul fue atacada por policías de Perú cuando se identificaba como un hombre gay. Hoy, ella se identifica como una mujer trans. Por eso nos referiremos a ella en esta nota respetando su identidad actual. El 25 de febrero de 2008, Marín fue detenida sin motivo alguno por una patrulla de agentes estatales. EN PERÚ, OBLIGAN A CHICO TRANS A FORMARSE EN FILA DE MUJERES.

Al momento de la agresión, Azul se identificaba como un hombre gay, hoy es una mujer trans / Foto: Sergio Lorena Caballero / Sputnik News

Uno de los tres policías le preguntó a dónde se dirigía y le advirtió que tuviera cuidado porque era muy tarde.

«¿A estas horas? Ten cuidado porque es muy tarde…»

Veinte minutos después, los policías regresaron para insultarla, registrarla, golpearla y obligarla a subir a la patrulla. La llevaron a la Comisaría de Casa Grande en donde la desnudaron forzosamente para continuar con las agresiones, torturas físicas, verbales y violaciones sexuales en repetidas ocasiones.

La razón de la detención de Marín fue discriminatoria y arbitraria / Foto: Redress

Los policías la tuvieron a la víctima ‘detenida, sin razón, hasta las 6 de la mañana… sin que existiera ningún registro de dicha ‘detención’. Al ser liberada, Azul presentó una denuncia ante la Comisaría de Casa Grande. Y tras muchos años de luchar para alcanzar justicia, al fin lo ha logrado. HONRARÁN A ACTIVISTA TRANS MEXICANA QUE MURIÓ POR COVID-19.

La sentencia

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también determinó que el Estado no actuó con la debida diligencia para investigar la tortura sexual y la responsabilidad internacional del Perú por la violación de los derechos humanos, integridad personal, vida privada y violación sexual por parte de agentes estatales.

«Perú es responsable por torturas y violación sexual a una persona LGBTI por parte de agentes policiales».

Perú tendrá que brindar tratamiento médico y psicológico a la víctima. Además, deberá pagar las indemnizaciones y sanciones pertinentes. También, la CIDH ordena al Estado peruano «promover y continuar las investigaciones que sean necesarias para determinar, juzgar, y, en su caso, sancionar a los responsables de los hechos de tortura». EN PERÚ FELICITAN A POLICÍA POR SEPARAR A PAREJA DE LESBIANAS QUE SE ABRAZABAN EN LA VÍA PÚBLICA.

El caso de Azul es un claro ejemplo de que, al igual que en muchas otras partes del mundo, en Perú las personas LGBTQ+ han sido históricamente víctimas de la violencia, discriminación y violación de sus derechos humanos. La detención y tortura de Marín fue ilegal, arbitraria y discriminatoria. PUNTO. Y si se tiene que sentenciar a todo un Estado, que así sea. AQUÍ PUEDES LEER LA SENTENCIA COMPLETA DONDE LA CIDH CULPA AL ESTADO PERUANO POR ESTAS ATROCIDADES.

¿Qué opinas del caso de Azul Rojas Marín, mujer trans que fue violada por policías y revictimizada por el Estado del Perú cuando ella se identificaba como un hombre gay?