Colegios deben acompañar a estudiantes en reafirmación de identidad de género

Los colegios en Cololmbia tienen la obligación de respetar la identidad de género de los estudiantes. / Foto: Centro Educativo Empresarial

La Corte Constitucional de Colombia dictaminó que los colegios deberán acompañar y respetar la identidad de género de los estudiantes.

El 2 de marzo de 2021, la Corte Constitucional de la República de Colombia informó que los colegios tienen la obligación de acompañar a estudiantes que decidan reafirmar su identidad de género. Esta noticia se dio a conocer a través del Boletín No. 023, en el cual se detalló lo siguiente:

«La labor de las instituciones educativas no se reduce a garantizar la adquisición de conocimiento. Para proteger de manera integral el derecho a la educación de los niños, niñas y adolescentes, el trabajo docente también debe estar encaminado a proveer el apoyo emocional que los estudiantes necesiten».

Para preservar el derecho a la educación y a la no discriminación, las y los integrantes de la Sala Octava de Revisión señalaron que los colegios deben propiciar la integración digna de estudiantes en reafirmación de género, esto a través de «la creación de espacios que promuevan la convivencia pacífica».

Asimismo, el Alto Tribunal señaló que las medidas de inclusión y capacitación serán obligatorias para todo el personal que labore en las instituciones educativas. En dicho boletín se subrayó el rol de las y los docentes, pues su labor «solo será efectiva» si se «respeta la diversidad» y se brindan «las herramientas para que los alumnos se desenvuelvan adecuadamente en la vida social».

¿Por qué lxs estudiantes consideran esto un logro en el sistema educativo de Colombia?

La resolución de la Corte Constitucional no se dio de forma sorpresiva. En 2018, José Manuel Echeverri presentó una denuncia en contra de un colegio en el municipio de Sabaneta. En ese entonces el joven comenzó su transición, así que solicitó que el personal de la instancia reconociera su identidad de género. Algunos docentes se negaron a respetar sus derechos. En una entrevista con la emisora Blue Radio, José compartió lo siguiente:

«Deseaba cambiar todo, empecé a sentirme muy mal. Me deprimí y tuve que estar hospitalizado en el Hospital Mental de Antioquia. Dejé el colegio por esta situación».

Con el apoyo de su psicóloga, José decidió retomar sus estudios. Antes de entrar, dirigió una carta a los directivos del Colegio José Félix Restrepo. En ella pidió que los profesores cambiaran su nombre en las listas. El personal no respetó su solicitud y le recordaron su deadname en cada clase. CONOCE QUÉ ES EL DEADNAME Y POR QUÉ NO DEBES USARLO EN PERSONAS TRANS.

Al graduarse, José no encontró su nombre en la documentación. Acto consecuente, él y su familia hicieron valer su derecho de petición. Se lo negaron. La única resolución que le dio la escuela fue que «tomara clases aparte» para que sus compañeros no lo violentaran.

Él es José Manuel Echeverri. / Foto: Twitter (@BluRadioCo)

Ante la falta de apoyo por parte del colegio, José recurrió al Centro para la Diversidad Sexual e Identidades de Género en Medellín. Para ese entonces, José iba a cumplir la mayoría de edad, por lo que le interesaba que el Estado lo reconociera bajo sus propios términos.

Los colegios de Colombia están obligados a respetar la identidad de género del alumnado

En la resolución dictada por la Corte Constitucional se rescató el caso de José, mismo que fue catalogado como un «escenario de discriminación». De ahora en adelante, los colegios en Colombia están obligados a implementar acciones de acompañamiento a estudiantes como José. Entre ellas se encuentran:

  1. No imponer barreras administrativas a los alumnos
  2. Promover formas acertadas de tratar la diversidad
  3. Resolver cualquier conflicto en la interacción docente-estudiante de manera imparcial
  4. Ejercer prácticas y talleres dentro y fuera del aula que partan de los criterios de igualdad.

El trato discriminatorio hacia José Manuel Echeverri no fue el único en las instituciones educativas colombianas. En 2015, el Colegio Gimnasio Castillo Campestre fue acusado de haber violentado a Sergio David Urrego Reyes, un joven de 16 años que se suicidó en un centro comercial de Bogotá. La Fiscalía General de la Nación se dispuso a proceder de manera penal contra la directora y psicóloga de la escuela en cuestión. DESCUBRE POR QUÉ EL ACOSO A SERGIO URREGO PODRÍA QUEDAR IMPUNE.

Activistas denunciaron que Sergio Urrego recibió ataques homofóbicos y racistas por parte del colegio. / Foto: Caracol Radio

A su vez, en 2016, la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación presentó un pronunciamiento en el que se destacó que la entidad judicial debía promulgar medidas para prevenir y erradicar la discriminación por orientación sexual e identidad de género en las escuelas. ASÍ CORRIERON A NIÑA DE ESCUELA POR TENER CRUSH CON COMPAÑERA.

¿Qué opinas de que los colegios en Colombia deban acompañar a estudiantes en su reafirmación de género?

Con información de Blue Radio, Corte Constitucional de la República de Cololmbia, BBC, Ciudad Sur y Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación