Campeón mundial recomienda a futbolistas gays no salir del clóset

Toni Kroos, futbolista del Real Madrid y la selección alemana / Foto: Unánimo Deportes

Toni Kroos, campeón en la Copa Mundial de Alemania, opinó que para los futbolistas gays, salir del clóset podría ser una desventaja.

El pleno Mes del Orgullo, el futbolista Toni Kroos recordó la homofobia que prevalece en el mundo del deporte al recomendar a sus colegas gays no salir del clóset.

En una entrevista para le revista alemana GQ, que realizó una edición especial dedicada a la población LGBTQ+, el campeón en la Copa Mundial de 2014 consideró que los deportistas que se declaren homosexuales podrían recibir insultos:

«Mi sentido común me dice que todo el mundo debería vivirla [su sexualidad] en plena libertad, no cabe la menor duda de ello. Eso sí, no sé si daría el consejo de declararse homosexual a un futbolista en activo. Sobre el terreno de juego se suelen utilizar ciertas palabras y, teniendo en cuenta las emociones que se llegan a vivir en las gradas, no podría asegurar que no terminaría siendo insultado y menospreciado».

Si bien el también jugador del Real Madrid se pronunció en contra de la homofobia, y su comentario incluso iba encaminado a criticar la intolerancia que prevalece en el ambiente del futbol, Kroos también reprodujo un discurso que margina a los hombres gays de espacios considerados como bastiones de la masculinidad:

«Cada jugador tiene que decidir por sí mismo si lo considera una ventaja o desventaja. Aunque creo que, incluso a día de hoy, no sería todo ventajas».

Ver el árbol y no el bosque

Durante la entrevista con GQ, Kroos comentó que algunos futbolistas gays podrían encontrar apoyo en sus equipos al salir del clóset. Sin embargo, también dijo que difícilmente se librarían de insultos de los rivales dentro de la cancha o desde la tribuna por parte de aficionados.

El problema es que pensar lo anterior equivale a ver el árbol en lugar del bosque. La homofobia no es exclusiva del futbol. Por el contrario, el deporte es uno más de los ámbitos en el que se refleja la discriminación contra identidades y orientaciones diversas.

Y es que ser aliado de la comunidad LGBTQ+ no significa simplemente ser tolerante, también implica convertirse en un agente activo contra la homofobia y la intolerancia.

Quizá algunos futbolistas gays hubieran agradecido más si Toni Kroos los invitaba a ser valientes y salir del clóset, garantizándoles su apoyo. ¿Tú qué opinas?

Con información de GQ.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.