Beckham: entre aliado LGBT+ y villano por Mundial de Qatar

Activistas LGBT+ y organizaciones internacionales pidieron a Beckham alzar la voz por los derechos humanos en Qatar. / Foto: The Telegraph

Una petición de David Beckham podría beneficiar a las personas LGBT+ que asistan al Mundial de Qatar 2022. Sin embargo, las consecuencias de su participación como embajador del certamen podrían ser en realidad negativas.

El exfutbolista de Manchester United, Real Madrid y la selección de futbol de Inglaterra, David Beckham, se encuentra envuelto en una polémica tras aceptar convertirse en embajador de la Copa Mundial de Futbol 2022 que se llevará a cabo en Qatar, país que criminaliza a las personas LGBT+.

Beckham y su esposa Victoria son considerados aliados LGBT+ por sus pronunciamientos a favor de los derechos de la comunidad. Sin embargo, desde febrero de 2021 el exdeportista recibió críticas por el anuncio de que se convertiría en imagen oficial y promotor del Mundial de Qatar. Y es que el régimen qatarí se caracteriza por sus violaciones a los derechos de las personas LGBT+.

Finalmente, el 24 de octubre de 2021 se dieron a conocer las condiciones del contrato que David Beckham firmó para convertirse en imagen del Mundial de Qatar. Entre las condiciones que puso el exfutbolista para firmar destaca una que aparentemente beneficiaría a la comunidad LGBT+.

Desde que era futbolista, David Beckham se dijo orgulloso de tener fans gays y rompió tabúes al conceder entrevistas para hablar sobre diversidad sexual. / Foto: Quién

Ondearán banderas LGBT+

Beckham cobrará la estratosférica cantidad de 175 millones de euros por ser imagen del Mundial de Qatar. A cambio, el inglés puso 2 condiciones. Una de ellas es que se permita a las mujeres el acceso a las gradas de los estadios. Y es que en dicho país las mujeres necesitan permisos de sus padres o esposos para cosas tan elementales como estudiar o viajar.

La otra condición que David Beckham puso para ser imagen del Mundial de Qatar es que se permita a las aficionadas y los aficionados mostrar banderas LGBT+ en las tribunas. El régimen qatarí accedió a ambas condiciones, por lo que las banderas LGBT+ ondearán durante la competencia deportiva. Se trata de un hecho inédito en un país donde la homosexualidad se considera delito y se castiga con 3 años de cárcel. CONOCE LOS PAÍSES DONDE LAS RELACIONES HOMOSEXUALES SON ILEGALES.

Pero ¿y después?

El problema es que las condiciones que puso David Beckham beneficiarán a los aficionados LGBT+ que decidan viajar a presenciar el torneo que se llevará a cabo en noviembre de 2022. Sin embargo, no generarán un beneficio a largo plazo para los habitantes LGBT+ del país.

Peter Tatchell, activista LGBT+ británico, criticó a David Beckham por aceptar ser imagen del Mundial de Qatar 2022. En declaraciones para el diario Metro de Reino Unido, Tatchell calificó como «decepcionante» la decisión del también empresario:

«David Beckham ha sido un gran aliado de la lucha por los derechos LGBT+ y de las mujeres. Pero su decisión de promover un régimen homofóbico y sexista como el de Qatar es impactante. Invito a David a reflexionar».

El activista recordó a David Beckham que Qatar, país donde se llevará a cabo la Copa Mundial de Futbol en 2022, no solo castiga la homosexualidad con 3 años de cárcel. Además, dijo que se imparten de forma secreta ‘terapias de conversión’ con las que se busca volver heterosexuales a las personas LGBT+.

¿Podrá lograr un cambio?

Al respecto, un representante de Beckham dijo al diario británico The Sun que el exfutbolista aceptó ser la imagen del Mundial porque «ha visto progreso en temas que importan» y considera que el torneo puede impulsar un cambio significativo en derechos humanos. ENTÉRATE DE QUÉ ES EL PINKWASHING O LAVADO ROSA.

Por su parte, Amnistía Internacional pidió a David Beckham aprovechar su posición como imagen del Mundial de Qatar para alzar la voz por los derechos humanos. La organización recordó que, además de los derechos de las personas LGBT+ y mujeres, Qatar también viola los derechos de migrantes contratados para construir infraestructura. Desde que se anunció que el país sería sede del torneo en 2010, más de 6500 trabajadores han muerto por laborar en condiciones inhumanas, inseguras e insalubres.

Cabe mencionar que el contrato de Beckham no solo incluye el Mundial de Qatar 2022. El inglés también promoverá el turismo en Qatar durante los próximos 10 años.

¿Tu consideras que las peticiones de David Beckham beneficiarán a la comunidad LGBT+ o que se trata de pinkwashing del exfutbolista y de Qatar?

Con información de Metro e Infobae