Lukas Avendaño: artista muxe que derriba fronteras como mariposa

Lukas Avendaño es une artista muxes con gran reconocimiento internacional y que ha derribado fronteras con su vuelo mariposa. Facebook: Muxe, muxhe performer. Lukas Avendaño

Lukas Avendaño es une artista muxe oaxaqueñe con gran reconocimiento internacional y ha derribado fronteras con su vuelo mariposa.

Lukas Avendaño nació y creció en Tehuantepec y desde su adolescencia se reconoció como muxe, identidad de origen zapoteco. En su comunidad, el término muxe se refiere a una persona nacida con genitales masculinos pero que desempeña, total o parcialmente, los roles culturalmente asociados a las mujeres.

En entrevista para Homosensual, Lukas Avendaño menciona que ser muxe:

«Es una utopía para el occidente protestante, anglosajón y capitalista. Y una realidad para los amerindios supersticiosos, morenos, pieles rojas y comuneros».

Antes de dedicarse a las artes escénicas, Lukas Avendaño se mudó a Veracruz, donde estudió la licenciatura en Antropología. Ahí fue donde descubrió que las artes escénicas, en especial la danza y la performance, eran la forma en que podía expresarse y reconocerse.

Performance como artista muxe

La obra de Lukas Avendaño está atravesada por temas de género, sexualidad y su identidad étnica. Sobre su arte performativa comenta:

«La performance es muxe o no lo es. Es trans: TRANSlocal, TRANSfronteriza, TRANSístmica, TRANSiberiana, TRANSensual, TRANSexual, TRANSgénero, o siempre en TRÁNSito».

Lukas Avendaño rompe simbólicamente con diferentes tipos de muros fronterizos. Foto: Neotraba, Mario Patiño

Según le artista muxe, su propuesta artística tiene un estatuto social que se inscribe dentro de la vida de su comunidad y su cultura. Es por esto que su arte no se inscribe dentro de lo que denominamos arte LGBT+, donde se manejan conceptos y categorías que Lukas considera etnocéntricas y occidentales.

«Hablar de “disidencia,” “tolerancia” o de “permisibilidad” en este caso plantea ya de por sí una falla de origen o, más bien, es quedarse en una manera etnocéntrica de ver las cosas, en el cual se transpone a las sociedades amerindias categorías que solo convienen al occidente o a otras formaciones culturales, económicas, políticas, ideológicas».

No soy persona, soy mariposa. Foto: Cocoausfq

No soy persona, soy mariposa

Una de sus obras más destacadas es la coreografía titulada “No soy persona, soy mariposa”, adaptación del texto “Pensamiento puñal” del también artista de performance Lechedevirgen Trimegisto. La idea para esta coreografía surgió cuando vivió la difícil cotidianeidad de ser migrante en Estados Unidos.

«Empecé a poner más atención en cómo se comportaba un cuerpo en estado de vulnerabilidad, por ser irregular en su situación migratoria. Y no fue hasta que, una vez caminando en el centro de Los Ángeles, me encuentro un esténcil de unas mariposas que decía: “The migration is beautiful. Cuando veo este esténcil se me fijó (en el pensamiento) y encontré el primer motivo para dar la creación de “No soy persona, soy mariposa”. Porque eso me remitió a que la migración es una condición natural y me hizo pensar en la migración de las mariposas monarcas».

Artista muxe que derriba muros simbólicos

En esta obra, Lukas Avendaño rompe simbólicamente con diferentes tipos de muros fronterizos. El primero es el de la temporalidad y espacialidad de las fronteras geopolíticas, esto a través del simbolismo de la migración de las mariposas monarcas.

«Ese es el primer muro que yo simbólicamente elimino, en el momento en que digo “No soy persona, soy mariposa”. Porque precisamente cuando naces, las leyes dicen: “toda persona tiene derecho a un nombre, una nacionalidad”, y precisamente lo que te hace ‘ilegal’ en otro país es que tienes otra nacionalidad. Y si yo digo: “no soy persona”, estoy renunciando automáticamente a esa nacionalidad y por lo tanto no soy ‘ilegal’ en otro país porque no tengo una nacionalidad».

El segundo muro que rompe es el de la identidad de género y la orientación sexual. Se trata de revertir el uso peyorativo de la palabra ‘mariposón’. Una palabra que se ha utilizado históricamente para agredir tanto a hombres homosexuales, muxes y demás personas trans.

«Sin importar la práctica o nuestra identidad sexo-genérica-afectiva-amorosa (eso que el EZLN llamó dignamente los “otros amores”), cualquiera puede reconocerse mariposa. Porque reconocerse mariposa conlleva un derecho inalienable e imprescriptible de libre tránsito por el mundo. Cualquiera puede ser mariposa sin importar su identidad de género; los heterosexuales más ortodoxos y hasta los machos alfa calados, también pueden ser mariposas y no hay pedo».

El tercer muro que Lukas Avendaño rompe simbólicamente está relacionado con el concepto de utopía. Es decir, trata sobre la cuestión de lo que es posible e imposible. Le artista explica:

«La respuesta me la da el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en un texto que expone sobre qué es la rebeldía, pero yo le quito rebeldía y le pongo utopía. Entonces, cuando surge la pregunta “¿Qué es la utopía?”, la respuesta es que la utopía es como una mariposa que se lanza al mar, sabe que no hay una isla a dónde llegar pero se avienta y vuela».

Lukas Avendaño, Muxhe performer: “No soy persona soy Mariposa”, Versiòn Completa. from Mario Patino on Vimeo.

La mariposa utópica

«Cuando está cansada y no puede más, se desploma, sus restos quedan flotando sobre el agua, pero atrás viene otra mariposa utópica. Y cuando ya está cansada de volar y está a punto de desplomarse, puede ver a lo lejos aquellos restos de aquella primera mariposa utópica. Va, descansa sobre sus huesos, después vuela, aunque más adelante caiga, pero atrás viene otra mariposa utópica. Entonces, cuando preguntan “¿Para qué sirve la utopía?, la respuesta es: sirve para caminar“».

Buscando a Bruno

Un tema del que Lukas Avendaño ha realizado performances en los últimos dos años es el de los desaparecidos en México. Esto a raíz de que el 10 de mayo de 2018, su hermano Bruno fue desaparecido en Tehuantepec, Oaxaca. Desde entonces, le artista muxe ha utilizado todos los medios y recursos a su alcance para encontrarlo.

El 10 de mayo de 2018, su hermano Bruno fue desaparecido en Tehuantepec, Oaxaca. Foto: Cultura Colectiva

Además, este es un tema que trata en el corto documental La utopía de la mariposa, dirigido por Miguel J. Crespo. Sobre esto Lukas también comenta:

«Seguimos esperando a que el Estado mexicano salde su deuda histórica con los pueblos originarios, por el legítimo derecho a la justicia, la verdad y la no repetición».

La utopía de la mariposa – (The Butterfly’s Utopia) from Todo lo que somos on Vimeo.

Lukas Avendaño es une de les artistas muxes oaxaqueñes más reconocides internacionalmente. Ha llevado sus performances a Canadá, Alemania, Polonia, Argentina y todavía le faltan más países por recorrer con su vuelo de mariposa. Sin embargo, comenta que actualmente su principal proyecto es:

«Sobrevivir al confinamiento coyuntural, y al confinamiento histórico, por nuestra adscripción étnica, sexual, de género, de clase, laboral y anticapitalista».

¿Cuéntanos qué otres artistas muxes conoces? Para conocer más sobre la obra de este gran artista muxe da clic en este link.

Con información de Plumas atómicas

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.