Hombre trans sube foto lactando y da lecciones a intolerantes

Hombre trans lactando
Máximo Castellanos, hombre trans amamantando a su bebé / Foto: Twitter @emecastellanos)

La foto de un hombre trans lactando y alimentando a su bebé se volvió viral, pero pocos conocen la gran historia detrás de esta imagen.

Este sábado, Máximo Castellanos, un hombre trans colombiano, subió una fotografía de sí mismo lactando. En menos de dos días, la imagen en la que sostiene y alimenta a su bebé se volvió viral. Al momento, la publicación ya cuenta con más de 2300 comentarios, así como más de 6000 retuits y 55 000 likes.

Por desgracia, entre los comentarios no faltaron los de usuarios que, con una mezcla de ignorancia e intolerancia, intentaron ofender a Máximo.  La mayoría se refirieron a él como «mujer» y se negaron a reconocer su identidad de género. Sin embargo, él nunca perdió la compostura. Siempre contestó en tono amable, desmintió algunos mitos y términos usados erróneamiente, e incluso hizo notar a los intolerantes que pueden ser denunciados ante las autoridades.

La historia detrás de la foto

Sin embargo, lo que pocos conocen es la historia detrás de la fotografía de este hombre trans lactando. En realidad, la imagen data de hace dos años, cuando Máximo dio a luz a su bebé, Luchi. A través de otra publicación en Twitter, agradeció a quienes lo han acompañado en este tiempo. Y mencionó que su hije ha visto vulnerados sus derechos debido a que sus padres son dos personas trans.

En efecto: la mamá de Luchi es Daniela Maldonado, una activista que, al igual que Máximo, defiende los derechos de las personas trans. Ambos son integrantes de la Red Comunitaria Trans de Colombia, organización fundada precisamente por Daniela.

Hace dos años, Máximo y Daniela se convirtieron en la primera pareja integrada por personas trans en tener una bebé. Desde entonces hasta ahora, los tres sufrieron discriminación y vieron sus derechos vulnerados.

Hace unos días en entrevista con el diario El Tiempo, Daniela relató que cuando Máximo estaba embarazado, los hospitales demoraron en hacerle los controles prenatales. Además, pretendieron negarle una ecografía vaginal por su identidad masculina. E incluso ejercieron violencia obstétrica durante el parto:

«El día del parto fue horrible. Los médicos de los dos turnos entraban a vernos como si fuéramos un circo».

Abriendo caminos

Sin embargo, el caso de Máximo y su pareja sentó un precedente importante para las personas y familias trans en Colombia. Al principio, tuvieron dificultades para registrar a Luchi. Sin embargo, su batalla legal desembocó en la creación de un protocolo especial para hijos de personas trans.

Dos años después de haber sido tomada, la foto de Máximo lactando es un símbolo de visibilidad para los hombres trans en Colombia.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.