Castrati: cuando se castraba para ‘preservar’ don musical

Farinelli fue uno de los castrati más reconocidos. / Imagen: ABC

La historia de la música soprano estuvo marcada por los castrati, grupos de niños a los que se les practicó la castración para que pudieran cantar en los conservatorios y lujosos salones de Europa.

Hemos platicado sobre los eunucos, así que para mantener una conversación similar esta vez te hablaremos sobre los castrati, niños a los que se les practicaba la castración de los testículos para ‘preservar’ el talento y don en la música.

Como lo vimos con los eunucos, la castración se vinculó con la jerarquía política. Después de que la emasculación se instauró como un requisito para el acceso al trabajo, el corte de los genitales se consolidó como una acción de control político para muchos gobiernos y grupos poderosos.

Por su parte, en países como España e Italia la castración se utilizó con ‘ventajas estéticas’ (especialmente en el ámbito de la música). Si bien el corte del pene y los testículos es una práctica milenaria, rumbo a los siglos XVII y XVIII se le consideró una máxima en las bellas artes. ÉL ERA PUYI, EMPERADOR CHINO OBSESIONADO CON LOS EUNUCOS.

¿De qué va esto?

El origen de los castrati se remonta a finales del siglo XVI. En este periodo, el municipio de Nursia (Italia) ganó popularidad por su especialidad en la castración de animales. A la par, en Nápoles las barberías anexaron un servicio extra al cuidado personal y la atención médica: la orquiectomía. Es decir: la extirpación de los testículos.

La principal directriz de esta práctica tenía que ver con la edad. Por cuestiones artísticas, nunca se hacía después de los 12 años. Rara vez se hacía antes de los 7. Para llevarla a cabo se debía tener la seguridad de que el talento de los niños era reconocido por los coros parroquiales o públicos de los lujosos salones en las que se disfrutaba de los sopranos.

Atravesó fronteras

Con esto como antecedente, los castrati y la castración se reprodujeron en el ámbito de la música en todo Europa. Incluso, los encargados de algunas barberías viajaban a Francia para escuchar conferencias sobre cómo hacerlo de manera correcta. Buscaban evitar las hemorragias.

Según las observaciones médicas de la época, a los castrati se les hacía una incisión en la ingle. De ahí, los barberos tenían que actuar rápido. Procedían a completar la intervención quirúrgica con un cuchillo. Se hacía un corte total de los testículos. La recuperación podía tomar semanas. Para evitar el dolor y los mareos, se les administraba opio.

Una vez ‘recuperados’, los maestros de las capillas hacían el trámite correspondiente para que los castrati fueran admitidos en los conservatorios. Tal y como lo documentó el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), en su mayoría la población de los conservatorios estaba representada por niños huérfanos. ASÍ ERA LA VIDA SEXUAL DE LOS EUNUCOS.

Sin embargo, muchos pertenecían a familias aristocráticas. Una de las instituciones de música en la que se educaba a los castrati era la capilla construida por el maestro Francesco: Santa María de Loreto (1537).

¿Y cuál era la finalidad de cortarles los testículos?

La explicación que se le dio a la castración de los castrati fue la ‘preservación’ del talento y don en la música. Recordemos que en este periodo las mujeres no tenían permitido cantar en las iglesias. Para dar solución a esto, desde la música y las bellas artes se consideró como alternativa que la voz de los varones no tuviera grandes cambios.

Conforme a las investigaciones de la época se llegó a la conclusión de que las hormonas eran las causantes de que la voz se hiciera más gruesa. Con la castración de los testículos, los castrati podían tener voces sopranos. Esto era considerado como una gran ventaja: con la madurez del cuerpo antes de la pubertad, los jóvenes ampliaban la capacidad de su caja torácica. Entre algunos de los castrati famosos podemos reconocer nombres como el de Alessandro Moreschi, Domenico Salvatori, Gioacchino Conti y Carlo Broschi (Farinelli).

Él era Alessandro Moreschi. / Foto: Wikipedia

¿Ya habías escuchado hablar de los castrati, niños a los que se les practicó la castración para ‘conservar’ su talento y voz musical?

Con información del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), Reporte Índigo y ABC