Gay

Esta es la experiencia de un pastor cristiano y gay

Jhon Botia (izq.) es un pastor cristiano y gay. / Foto: Instagram (@jhonbotiam)

¿Quién dijo que la religión y los LGBT+ no se pueden llevar bien? Este hombre cuenta cómo es ser un pastor cristiano y gay.

A muchos miembros de la comunidad LGBT+ les es difícil llevar una vida religiosa. Sin embargo, este hombre nos enseña cómo pueden converger ambas cosas en la vida de una persona. Esta es la historia de un chico que se desempeña como pastor cristiano siendo gay.

Jhon Botia Miranda es un joven residente de Bogotá, Colombia. Él es abiertamente gay y se desempeña como el líder de la Iglesia Colombiana Metodista de Bogotá. Desde ese puesto, Jhon lleva un mensaje de tolerancia e inclusión a los fieles. En los sermones que este pastor comparte con los feligreses se encuentra un discurso acompañado de respeto y libertad. MIRA EL CASO DE LA MONJA LESBIANA QUE GANÓ UN CASO DE DISCRIMINACIÓN CONTRA LA IGLESIA.

El pastor declaró al medio El Tiempo que en su congregación no tienen miedo al rechazo o ataques que puedan sufrir por parte de otras órdenes religiosas. Y en su iglesia se guían también por la justicia social. Asimismo, el mensaje de Jhon está basado absolutamente en dejar a las personas expresarse de forma libre.

«El cristianismo se volvió una lista de chequeo en la que les dicen a las personas: no tomes, no fumes, no tires, no te vistas [de tal forma]. Lo que queremos es dar la libertad que Jesús dio».

Una iglesia incluyente y que no juzga

Este hombre practicaba la fe mormona; sin embargo, él no se sentía bien con su orientación sexual y esta religión. Luego de buscar mucho tiempo, Jhon pudo hacer que sus creencias y orientación empataran en la iglesia metodista. En este nuevo dogma sí lo aceptaron y le dejaron ser él mismo. ESTAS SON LAS FRASES DE LA BIBLIA QUE PUEDES USAR CONTRA LA HOMOFOBIA.

En su nueva fe, Jhon se dio cuenta de que Dios lo amaba por ser él mismo. Y también comprendió que su orientación sexual no era un pecado o motivo de vergüenza. Por otro lado, los líderes de la iglesia vieron el trabajo y desempeño que el joven venía haciendo, y al momento de presentarse una oportunidad le ofrecieron ser líder de la iglesia en Bogotá.

Finalmente, Jhon mencionó que entre los seguidores de la iglesia metodista hubo algunos detractores a su integración. No obstante, ellos cambiaron de parecer y se llenaron de tolerancia. Así, todos conviven de forma amena y pacífica.

« Los vecinos no vienen al culto, pero me respetan mucho. Se creó una relación basada en el respeto».

¿Tú has encontrado alguna fe donde te permitan expresarte libremente y ser tú mismo?

Con información de El Tiempo