¿Qué cuenta como sexo para las lesbianas?

Descubre qué sí y qué no cuenta como sexo para las lesbianas. / Foto: DNA India

El sexo para las lesbianas es mucho más que penetración. Hay que romper con los paradigmas heterosexistas. Aquí te contamos qué sí cuenta como sexo lésbico.

Cuántas veces, hablando con amigos bugas, no hemos escuchado esta horrible frase: «Bueno, pero entre lesbianas no cuenta como sexo hasta que haya penetración, ¿no?». Ahí es cuando empiezas a preguntarte: ¿por qué el sexo entre mujeres tiene que limitarse a los estándares heterosexuales? ¿De verdad los hombres bugas creen que con meter y sacar ya está? A continuación te contamos qué cuenta como sexo para las lesbianas. DESCUBRE SI A LAS LESBIANAS LES GUSTA LA PENETRACIÓN.

No todo es penetración

No estamos desdeñando la penetración. Las técnicas y juegos con los dedos, los juguetes y strap-ons son divertidos y claro que son necesarios para salirse de la rutina. Pero las lesbianas y bisexuales pueden disfrutar y venirse perfectamente sin penetración. Por ejemplo: pueden alcanzan el orgasmo con la estimulación del clítoris. También pueden hacer cosas como el beso negro y las tijeras. ¿Y qué hay de todos los besos, lamidas y chupadas que vienen llenos de placer aún sin terminar en penetración? No, nada de eso puede ser un simple faje solo porque no vino acompañado de un pene o un juguete en forma fálica.

El placer está en todos lados, solo hace falta tener imaginación. / Foto: Gfycat

En realidad, el sexo para nadie debería ser solo penetración. Muchos hombres bugas solo se limitan a eso. Y, muchas veces, a un solo tipo de penetración. Puro amor y buenas vibras para las mujeres bugas que tienen que sufrir eso.

Los orgasmos tampoco son estándares

Si bien la penetración no tiene por qué ser un estándar para medir qué cuenta como sexo entre lesbianas, los orgasmos tampoco deberían de serlo. No estamos haciendo menos a los orgasmos. Claro que es importante saber cómo causarlos y tener una pareja que sepa darlos. Pero, si solo se piensa en los orgasmos, entonces el sexo se vuelve una meta o una competencia cuando en realidad debería de ser el disfrute del placer en el presente.

Si bien los orgasmos no tienen que ser estándares, tampoco hay que olvidarnos de ellos. / Foto: Giphy

Si terminan desnudas, sudadas y felices, aun sin haber alcanzado un orgasmo, no habría por qué no llamarle ‘sexo’ a lo que acaba de pasar. Tampoco podemos tener un pensamiento agresivo y competitivo de que solo se es la mejor si logras que tu pareja se venga. El placer no solo se encuentra en el orgasmo, sino en todas las caricias, mordidas, lamidas, rasguños, probadas y roces que sucedan durante el acto sexual. CHECA ESTOS 5 ACCIDENTES QUE TODA LESBIANA HA VIVIDO EN LA CAMA.

El orgasmo es la cereza del pastel, pero no es lo único que le da sabor. Curiosamente, una vez que nos alejamos del orgasmo como fin último del sexo, cada vez se nos hace más fácil alcanzarlos y causarlos, porque nuestra mente está en el placer y no en una meta.

Al final, lo que importa es disfrutar y divertirse. / Foto: Giphy

En resumen, lo que cuenta como sexo para las lesbianas no se limita a paradigmas heterosexuales de lo que tiene que haber o no en un encuentro. Tampoco se limita solo a alcanzar millones de orgasmos (aunque claro que no está mal lograr esto). Lo que cuenta como sexo en las relaciones lésbicas son todos aquellos encuentros llenos de placer. Lo que signifique para cada persona, queda a imaginación e ingenio de cada una.

Chicas, ¿qué estándares personales tienen para medir qué sí es sexo entre lesbianas y qué no? ¿Tienen estándares o ya se dejaron de preocupar por esas cosas?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.