Cosas que el porno nos enseñó y ahora sabemos que ‘nocierto’

El porno nos hizo creer tantas cosas que ahora sabemos que son falsas.

El porno nos enseñó muchas cosas o, más bien, nos hizo creer muchas cosas que ahora sabemos que no son precisamente ciertas.

Muchas de las cosas que el porno nos enseñó son falsas. Es más, falsísimas. Nos mintió durísimo y ahora que tenemos más ‘callo’ nos dimos cuenta de que nociertooo.

Es extraño porque, el porno puede ser un tema muy bittersweet. Algo así como ‘guácala, qué rico’.

Por un lado, nos ha brindado muchos momentos de placer. Pero también está la contraparte, en la que, de alguna manera, nos hizo tener ciertas expectativas en cuanto al sexo.

Y es que cuando somos teenagers calenturientos, cualquier cosa nos funciona y antes de que lo viviéramos en carne propia, el porno se encargó de (mal)educarnos.

Pero la lección más valiosa que el porno nos enseñó es que, una vez que sales al ruedo, te darás cuenta de que NO ES PINCHES CIERTO. Estas son algunas de las fake neeews que aprendimos.

Lección #1: el sexo no siempre es escandaloso

¡Qué escándalo en el porno! Los gritos y gemidos de ‘placer’ de los actores y actrices porno son cosa seria. Y pues claro, a falta de diálogo, el gritoneo funciona de maravilla.

Bájale dos rayitas.

Pero en la vida real, no todas las personas gimen de placer como pornstars. O sea, no dudo que haya quienes sí, pero el sexo en la vida real no suele ser así de escandaloso… ¿o sí? Tal vez a veces, pero nunca taaaanto.

Lección #2: las cosas no entran en tu ano con tanta facilidad

Otra de las cosas falsas que el porno nos enseñó es que podemos introducir cualquier cosa en nuestro ano (o cualquier otro orificio) sin problema alguno. Lo que sea… simplemente se resbalará con facilidad y listo.

No siempre las cosas van a entrar por tu ano con facilidad.

Nope. Lograr que las cosas entren en tu asshole no es una tarea fácil. Por supuesto que con la práctica puedes lograr más elasticidad, pero no siempre funciona así de ‘enchílame esta’.

Fake News #3: los actores y actrices porno disfrutan de coger 24/7

A ver, a ver. No estamos diciendo que no les guste, pero que no se nos olvide que ser pornstar también es un trabajo. Y su trabajo consiste en actuar como si disfrutaran al máximo todas y cada una de las cogidas.

It’s a job.

Entonces, no siempre lo hacen just for fun. Por lo tanto, su aparente ‘disfrute máximo’ puede llegar a ser simplemente… una actuación.

Lección #4: no todos lo actores y actrices de porno gay y lésbico son gays y lesbianas

Triste, pero cierto. Claro que logran convencernos porque, una vez más, ese es su trabajo. Pero debes saber que muchísimxs de lxs estrellas porno que hacen videos teniendo sexo con personas del mismo sexo… son heterosexuales.

Lección #5: algunas posiciones son imposibles de lograr

Una de las cosas más falsas del porno es la facilidad con la que lxs pornstars cambian de posición, dan piruetas, se contorsionan y demás.

Fake neeeews!

A menos que seas integrante del Cirque du Soleil, algunas de las posiciones sexuales que vemos en el porno son realmente difíciles —o incluso imposibles de lograr— cuando eres un simple mortal.

Claro que puedes practicar y después de varios intentos, puede que lo logres, pero que no se te olvide que NO eres una estrella porno.

Fake News #6: para tener sexo mega hot, tienes que tener un cuerpower

¿Crees que las estrellas porno nacen con esos cuerpos? ¡Obviamente no! Además, puedes tener el sexo más hot, delicioso y apasionado en cualquier momento, con cualquier persona y sin importar qué tipo de cuerpo tengas.

Este dude no nació con ese cuerpo.

Lección #7: no todas las personas tienen cumshots y squirts como fuentes del Bellagio

A ver, porno, no todas las personas se vienen como cascadas o mangueras a presión, ¿ok?

No, porno. En serio que todos los cumshots NO son a presión.

Lo que el porno nos enseñó y SÍ es cierto

Si algo nos enseñó el porno es que, cuando se trata de sexo, casi todo se vale. Cuando se trata de placer, los límites son pocos. Tengamos sexo con, como y cuando queramos, siempre y cuando las personas involucradas estén de acuerdo en ello.

Por supuesto que esta lista de todas las cosas fake que el porno nos enseñó podría continuar. Pero vamos a pararla ahí.

Ahora, démosle las gracias al porno por habernos mostrado cosas que todavía no vivíamos en carne propia. Pero también culpémoslo por todas las cosas no tan acertadas que nos hizo creer.

¿Cuáles de todas las cosas falsas que el porno te enseñó has confirmado que nocierto?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.