¿Cómo saber si soy adicto al porno?

Ser adicto al porno puede ser una afección muy grande.

A muchos nos gusta el porno, puede ser muy entretenido verlo e incluso hasta una actividad didáctica, ¿pero cómo saber si ya soy ‘adicto’?

Hay que empezar por aclarar que ‘ser adicto al porno’ no es un diagnóstico reconocido por la Asociación Americana de Psicología (APA). No obstante, sabemos de casos documentados de personas que experimentan una incontrolable compulsión por ver pornografía.

¿Pero cómo saber si esto nos pasa a nosotros? Aunque es complicado dar respuestas sencillas, el psicólogo Timothy J. Legg dio algunas para Healthline que nos pueden ser muy útiles.

‘Adicción’, una palabra compleja

Es difícil determinar si uno verdaderamente es ‘adicto al porno’, por la sencilla razón de que muchas personas no lo admiten públicamente. Esto ha hecho complicado que la materia se estudie.

En 2002, el Instituto Kinsey realizó una encuesta publicada en su gaceta oficial que determinó que 9 de cada 10 personas pudieron dejar de ver pornografía sin problema. 

Sin embargo, el acceso al porno se ha vuelto mucho más fácil con todos los avances tecnológicos que tenemos. Y aún así, pocos estudios se han hecho al respecto.

En 2015, la Universidad de Duisburg-Essen encontró a través de su estudio Neurociencia de la adicción a la pornografía en Internet que el porno tiene varios mecanismos similares al abuso de sustancias. 

Ser adicto al porno no es un diagnóstico correcto, pues a eso se le conoce como compulsión.

Esto no la convierte inmediatamente en una adicción. APA considera que provoca un comportamiento compulsivo. De acuerdo con ellos, así es como se diferencia de una adicción:

«La compulsión es una serie de actitudes repetitivas sin una motivación racional, pero que por lo regular están relacionadas con la reducción de la ansiedad. Las adicciones involucran una imposibilidad de detener esta actitud, a pesar de sus consecuencias negativas».

¿Tengo o no un problema?

Determinar si eres ‘adicto al porno’ (tener compulsión por verla) puede incluir varias variantes. ESTA ES LA RAZÓN POR LA QUE A LOS GAY LES GUSTA EL PORNO HETERO.

De acuerdo con el psicólogo Timothy J. Legg estos son algunos de los puntos que deberían preocuparte al ver pornografía:

  • sentir un malestar físico cuando pasas mucho tiempo sin verla;
  • sentirte culpable luego de verla;
  • dejar de trabajar o de dormir por verla;
  • obligar a tus parejas sexuales a ver porno, incluso si ellas no quieren;
  • eres incapaz de disfrutar el sexo sin verla.

Disfrutar de la pornografía por sí sola no te hará ‘adicto’, así que puedes relajarte frente a tu computadora sin problemas. Eso sí: la situación puede ser complicada cuando la utilizamos como distractor cuando nos sentimos ansiosos, solos o deprimidos. 

Si crees que tienes un problema, lo mejor es tratar de acudir con un profesional que determine un tratamiento adecuado para esa afectación.

No obstante, puedes tratar de borrar a la pornografía de tu vida por tu cuenta. Ayúdate instalando un programa antiporno en tus dispositivos electrónicos. También puedes buscar actividades sencillas y que sirvan para apartarte de ver porno. ¿A LAS MUJERES LES GUSTA EL PORNO GAY? DESCÚBRELO AQUÍ.

Ver porno regularmente no es algo malo, pero ponerlo como prioridad en tu vida puede convertirla en una actitud compulsiva.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.