10 tips para no sufrir mucho después de ser pasivo

Con estos consejos no vas a sufrir después de ser pasivo. / Imagen: Playbuzz

Si no quieres sufrir tanto después de ser pasivo en una noche de pasión, sigue estos tips. Con ellos no volverás a preocuparte por los estragos de este rol.

¿Te gusta mucho ser pasivo pero no quieres sufrir tanto después de serlo? No te preocupes, aquí te traemos unos tips que te salvarán del dolor. Hay que admitirlo, recibir una berenjena por el durazno puede causar algunas molestias. Por ello hay que tener unas precauciones antes, durante y después del acto carnal. TE EXPLICAMOS POR QUÉ USAMOS PALABRAS COMO ‘BERENJENA’ O ‘NOPOR’.

Usa lubricante

Este es quizá el punto más importante a la hora de ser pasivo. El lubricante ayuda a que la entrada de la espada en la piedra sea suave y sin tantas complicaciones. No olvides utilizar este producto en tus acostones. AQUÍ TE DEJAMOS 10 RAZONES POR LAS QUE DEBES USAR LUBRICANTE.

via GIPHY

Procura estar bien dilatado

Recuerda lo que dicen las abuelitas: «A la fuerza ni los zapatos entran». Esta frase aplica también para ser pasivo. El amiguito del activo no va a entrar bien si tu duraznito no está correctamente dilatado.

via GIPHY

No seas tan rudo desde el principio

Todos los actos deben empezar con calma y mesura. Tu agujerito puede sufrir lesiones si el movimiento de entrada y salida de la berenjena es muy rudo. Cuando comience el acto hazlo con ternura y delicadeza, ya después te puedes poner salvaje.

via GIPHY

Báñate después del acto

La limpieza después de ser pasivo es importante, esto para evitar que algún fluido o residuo indeseado se quede en tu cuerpo. Además, con un baño te vas a refrescar y a relajar.

via GIPHY

No comas irritantes

La comida irritante te puede provocar ardor cuando la ingieres y también cuando la sacas. Después de darte unos buenos sentones no es recomendable comer alimentos picantes. Al evitarlos no tendrás molestias extras cuando vayas al baño. POR ESTAS RAZONES ES MÁS DIFÍCIL SER PASIVO QUE ACTIVO.

via GIPHY

Ayúdate ingiriendo fibra

¿Por qué? Si hay estreñimiento la evacuación será muy dolorosa. Y pues no quieres agregar un dolor extra e innecesario, ¿verdad? La fibra hará que ir al baño sea más ameno y cómodo, sobre todo después de ser pasivo.

via GIPHY

Utiliza una pomada contra rozaduras

Sí, una de esas que ocupan las mamás para los bebés. Con este mágico producto la irritación que el ser pasivo puede generar no será un problema. Solo ponla en la zona donde sientas las molestias y listo, ¡adiós, rozadura!

via GIPHY

No estés sentado por tanto tiempo

Estar sentado luego de ser pasivo puede generarte malestar o dolor. Evita tener tus pompis en un mismo lugar por mucho tiempo. ESTAS SON 10 MENTIRAS QUE TODO PASIVO DICE.

via GIPHY

Date un receso de la acción

A ver, no estás compitiendo. Si te echaste un palito el lunes, procura que el siguiente sea el miércoles. Dale un día de descanso a tu durazno, lo merece para reponerse después de la batalla.

Si hay mucho dolor, coloca pomada de lidocaína con hidrocortisona

Este producto lo consigues en la farmacia. Generalmente trae un aplicador para que te lo metas por ya sabes dónde y te untes la pomada. Te prometemos que no tendrás sufrimiento ni dolor después de aplicártela.

via GIPHY

Sufrir después de ser pasivo es una opción, no una obligación. Si aplicas estos consejos no tendrás que preocuparte a la hora de darte una buena revolcada. Eso sí, siempre ponte condón, esto no es negociable. SI NO UTILIZAS EL GLOBITO PUEDES ADQUIRIR ALGUNA DE ESTAS INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL.

Ahora sí vas a ser pasivo con mucho gusto y sin miedo. Ya no te preocupes por sufrir después de darte unos sentones.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.