Elon Musk: Postura sobre temas LGBT+ del nuevo dueño de Twitter

La adquisición de Twitter por parte de Elon Musk podría modificar la dinámica de la red social para la comunidad LGBT+. / Foto: Neuf TV

La adquisición de Twitter por parte del dueño de Tesla y Space X, Elon Musk, desató la preocupación de organismos defensores de los derechos humanos respecto a la posible proliferación de discursos de odio hacia diversos grupos, incluida la comunidad LGBT+.

El 25 de abril de 2022 se confirmó que el empresario sudafricano Elon Musk llegó a un acuerdo para comprar Twitter a cambio de 44 000 millones de dólares, hecho que podría marcar un antes y un después para los usuarios LGBT+ de dicha red social.

Desde que anunció sus planes de adquirir la plataforma, Musk expresó su intención de convertirla en «un refugio» para la libertad de expresión. Pero dadas las posturas del empresario sobre la diversidad sexual y las acusaciones de censura en su contra, lo anterior podría no ser una buena noticia para la comunidad LGBT+.

Los planes de Elon Musk para Twitter

Antes de adquirir la plataforma, Musk se quejó de la forma en que esta modera algunas publicaciones de los usuarios. Asimismo, se definió como «un absolutista de la libertad de expresión» y habló sobre convertir a Twitter en «un refugio» para el discurso sin restricciones.

«Espero que incluso mis peores críticos permanezcan en Twitter, porque eso es lo que significa la libertad de expresión», dijo Elon Musk tras formalizar el anuncio de la compra. Todo lo anterior parece indicar que el magnate pretende hacer más laxa la política de la plataforma acerca de lo que se puede y no se puede publicar. Cabe recordar que Twitter ha retirado publicaciones de personajes como el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, por contener fake news. Además, la red social prohíbe los discursos de odio. CONOCE EL PROCEDIMIENTO PARA REPORTAR A UNA CUENTA DE TWITTER POR TRANSFOBIA.

La postura del nuevo dueño de Twitter sobre temas LGBT+

Una de las preocupaciones sobre los planes del nuevo dueño de Twitter que atañen a la comunidad LGBT+ es precisamente la que tiene que ver con los límites de la libertad de expresión y el discurso de odio.

Y es que, al tiempo que habla de expandir la libertad de expresión, el nuevo dueño de Twitter, Elon Musk, parece ser partidario de los discursos que estigmatizan a la comunidad LGBT+. Por ejemplo, apenas el 14 de marzo de 2022 publicó en la que ahora será su plataforma un meme que se burlaba de la inclusión de contenidos LGBT+ en Netflix. «Netflix espera el final de la guerra para hacer una película en la que un ucraniano negro se enamora de un soldado ruso transexual», se leía en una frase acompañada de la imagen del actor Wagner Moura caracterizado como Pablo Escobar en la serie Narcos.

Así se burló Elon Musk de la inclusión de contenidos LGBT+. / Foto: Twitter (@elonmusk)

Otra burla de Elon Musk hacia la comunidad LGBT+ se produjo en diciembre de 2020. El dueño de Tesla se burló de las personas que indican sus pronombres en su biografía de Twitter. «Todos esos pronombres son una pesadilla estética», escribió. Lo anterior causó críticas por parte de Alphonso David, presidente de la organización Human Rights Campaign. «El tuit de Elon Musk burlándose de los pronombres es exactamente lo contrario a un liderazgo inclusivo», comentó. David agregó que Musk debería disculparse por su comentario.

Primero, Musk publicó este meme sobre el uso de pronombres inclusivos. / Foto: Twitter (@elonmusk)

Luego aseguró que apoya a las personas trans, pero volvió a arremeter contra el uso de pronombres. / Foto: Twitter (@elonmusk)

Preocupa a defensores de derechos humanos discurso de odio contra personas LGBT+

Lo anterior ha hecho a muchos preguntarse si con la adquisición de Twitter por parte de Elon Musk la red social será —todavía más— permisiva con el discurso de odio hacia la comunidad LGBT+. Algunas de las organizaciones que han expresado su preocupación al respecto son Human Rights Watch y Amnistía Internacional.

«La libertad de expresión no es un derecho absoluto, por lo que Twitter necesita invertir en esfuerzos para mantener a sus usuarios más vulnerables seguros en la plataforma», expresó Deborah Brown de Human Rights Watch tras las declaraciones de Musk. Por su parte, Michael Kleinman, director de Tecnología y Derechos Humanos de Amnistía Internacional, comentó: «Lo último que necesitamos es un Twitter que se hace de la vista gorda en cuanto a violencia y discursos de odio contra usuarios» como mujeres, personas no binarias y otros grupos históricamente discriminados.

Además de la permisividad de Elon Musk hacia los discursos de odio, otra cosa que se teme con su llegada a Twitter es la posible censura de posturas contrarias a las ideas del empresario, quien, como ya se indicó, no es aliado LGBT+. Y es que en sus otras compañías, Tesla y Space X, Musk ha sido acusado de silenciar y castigar a los trabajadores que critican sus proyectos.

Con este panorama se intuye que la compra de Twitter por parte de Elon Musk no es precisamente una buena noticia para la comunidad LGBT+.

Con información de El Financiero, Fayer Wayer, CNBC y Xataka