Tips para ser un líder aliado de la comunidad LGBT+

Te contamos qué puedes hacer para convertirte en un líder aliado de las personas LGBT+. / Foto: University of Pennsylvania

Te contamos algunos tips para poder ser un líder aliado de la comunidad LGBT+ y por qué es necesario.

Para hablar de liderazgo ya ha habido tantas perspectivas, tantos cursos, libros y hasta gurús, que hoy requiere un enfoque más sencillo y aplicable a nuestra realidad, como estos tips para ser un buen líder y aliado de la población LGBT+.

Personalmente me gusta trabajar con la metodología de liderazgo planteada por F. Kofman sobre el liderazgo consciente y la de K. Blanchard sobre liderazgo situacional. Pero con los años he diseñado mi propio enfoque para formar líderes inclusivos, y parte de ese enfoque está en este texto. CHECA POR QUÉ LAS EMPRESAS DIVERSAS SON MÁS PRODUCTIVAS.

Para que lo podamos conocer, te invito a hacerte una pregunta fundamental:

¿Qué caracteriza a un líder?

La respuesta puede ser muy amplia. Incluye desde influir en otros y dar instrucciones hasta revisar cumplimientos y muchas más. Por ello, yo prefiero que nos enfoquemos en las funciones más operativas: un líder es alguien que está para «garantizar el cumplimiento de objetivos».

Con ello en mente, considero que podemos englobar la mayoría de ideas sobre liderazgo. De esta forma, podemos pensar que, si esa es nuestra máxima para ser líderes, alguien que no tenga ese precepto como idea fundamental no está listo para ser un líder. O bien, es una persona con oportunidades en su liderazgo. MIRA ESTOS TIPS PARA CAPACITAR EN INCLUSIÓN Y DIVERSIDAD.

Los líderes deben mantener políticas de inclusión y diversidad en las empresas. / Foto: Revista Gerente

¿Cómo podemos vincular la inclusión con esta idea fundamental?

Según datos de la consultora Gallup en una encuesta de febrero de 2022, 2 de cada 10 centennials en edad laboral (hoy de entre 18 y 25 años) se identifican como parte de la población LGBT+. Esto nos deja ver que la comunidad arcoíris ya no es una minoría dentro de la sociedad. A su vez nos hace pensar en que con esa tendencia probablemente en 5 o 10 años puedan ser 4 de cada 10 las personas que se manifiesten como personas LGBT+. LEE MÁS ACERCA DE QUE LA GENERACIÓN Z ES MÁS LGBT+.

Analizando esto, hablar de ser un líder inclusivo ya no es un tema de capricho, sino una necesidad. Sería absurdo pensar que en un futuro cercano como líder tengas que descartar aproximadamente el 50% de candidatos solo por temas de identidad de género, expresión de géneroorientación sexual. Si me preguntas, como experta de Recursos Humanos esto es algo inviable a nivel de operación, presupuesto, tiempos de cobertura de vacantes y hasta directamente infringe políticas de no discriminación.

Por ello, nos remitimos a uno de los puntos principales de la metodología de Kofman, en donde con base en mi interpretación se plantea que «antes de tener los resultados de un gran líder, debes ser un gran líder». Y justo se enfatiza la dimensión del ser, porqué se habla desde la persona, sus valores y su empatía.

¿Por qué es importante ser un líder sin prejuicios?

Si tú eres un líder que tiene prejuicios en contra de la comunidad LGBT+ estarás enfocado mayoritariamente en cómo se viste la persona, en su identidad de género y los pronombres que utiliza, en su orientación sexual y, por tanto, en sus conductas en la intimidad. No sé tú, pero como yo lo veo esta forma de pensar y actuar está muy lejos de la máxima del líder que comentamos al inicio: «garantizar el cumplimiento de objetivos». Esto es porque se pierde tiempo y esfuerzos en estas particularidades. Y se está dejando de lado el talento que pueden tener las personas para sumar a que se cumplan los objetivos.

Como puedes ver, la perspectiva es sencilla. Si quieres tener los resultados de un gran líder, sé un gran líder. Y eso implica no perder de vista el foco de tu función, quitarte prejuicios y entender que cada persona es diferente. En el camino podrás no entenderlo, incluso no compartirlo, pero es obligación de todos respetarlo. DESCUBRE CÓMO SABER SI EN TU EMPRESA HAY POLÍTICAS INCLUSIVAS. 

Para garantizar que se cumplan los objetivos, un líder debe actuar sin prejuicios. / Foto: Especial

Ser un líder flexible e inclusivo

Después de este punto en donde hablamos del ser, es prudente hablar de la empatía como cualidad de un líder inclusivo. Si no es capaz de asimilar diferentes enfoques que incluso no vayan de acuerdo a lo que la persona líder considera como correcto, entonces le estarán haciendo falta habilidades para adaptarse al cambio, innovar y trabajar efectivamente con equipos.

Justo en esta parte es donde entra el modelo de análisis de Blanchard. En él, la premisa es entender que existen diferentes estilos de liderazgo y a su vez diferentes niveles de desarrollo, haciendo un mix entre colaborador y jefe. Así, deberán emparejar su momento en la organización para lograr una comunicación efectiva y una definición clara de los objetivos. CONOCE LOS REQUISITOS PARA SER UNA EMPRESA INCLUSIVA CON PERSONAS LGBT+.

Así que como puedes ver, ser líder no es solo dar órdenes, llegar tarde e irse temprano. Ser un líder implica tener entendimiento de la misión primordial («garantizar el cumplimiento de objetivos»). Y además entender que, si el talento disponible hoy o en un futuro serán personas de la comunidad LGBT+,  el líder deberá decidir retirar sus prejuicios, empatizar con la causa, aprender y buscar nuevamente el logro de objetivos. En resumen: «ser aliado no te hace gay, pero si te hace un mejor líder, una mejor persona y por tanto un mejor ser humano».

Como te dije en un inicio, el tema es muy extenso. Pero para tener una aproximación al mismo puedes empezar por aquí, por conocer un poco de esta perspectiva e ir quitando algunos prejuicios.

¿Qué más agregarías a estos tips ser un líder aliado LGBT+?

Con información de Gallup, La empresa consciente, Fredy Kofman y Teoría del liderazgo situacional