Recomendaciones para salir del clóset en el trabajo

Estas son algunas recomendaciones si estás pensando salir del clóset en tu trabajo. / Foto: Daily Trojan

Te damos algunas recomendaciones si estás pensando en salir del clóset en el trabajo como persona LGBT+.

Desde 1988, el 11 de octubre se celebra el Coming Out Day o Día para Salir del Clóset, cuya intención es brindar la oportunidad para que las personas puedan externar y ser quienes realmente son, por lo que aquí te damos algunas recomendaciones si como persona LGBT+ quieres hacerlo en el trabajo.

Pero recordemos que salir del clóset no es un evento de una única vez en la vida. Si bien la primera vez puede ser algo trascendental y que marca un antes y un después, no será la primera ni la última ocasión en que vas a externar quién eres o cómo vives tu sexualidad. MIRA DE DÓNDE SALIÓ LA EXPRESIÓN ‘SALIR DEL CLÓSET’ Y POR QUÉ SE CELEBRA EL 11 DE OCTUBRE.

Y eso puede seguir siendo un gran reto con implicaciones hasta para la salud de las personas. Alejandro Alder, miembro del Consejo Consultivo en la FELGTB y psicólogo general sanitario en España, dice que:

«Tener que ocultar quién eres, si sabes que tu entorno no te acepta, es un factor de riesgo de desarrollar ansiedad».

Esa ansiedad es una de las primeras complicaciones que puedes enfrentar. Cuando sales del clóset algunas veces podrá ser planeado. Y otras más podrán parecer intrascendentes, como salir a la calle siendo una persona con una identidad o expresión de género no normativa o hasta yendo al súper con tu pareja. Sin embargo, existen otras ocasiones y entornos que es necesario considerar. CHECA POR QUÉ TODAVÍA NECESITAMOS UN DÍA PARA SALIR DEL CLÓSET.

El Día para Salir del Clóset se conmemora el 11 de octubre. / Foto: Mentes en Equilibrio

Panorama de las personas LGBT+ en espacios laborales y cuáles son las dificultades para salir del clóset

Según uno de los testimonios recabados en 2020 por Ethic en España y Portugal, Nacho es un joven cerca de los 30 años. Estudió 2 carreras, 1 maestría y ya tiene un puesto de liderazgo en una empresa transnacional, donde se le valora y le respeta. El tema es que hace casi 10 años salió del clóset con su familia y su círculo cercano de amigos. Desde entonces nunca se había visto en la necesidad de ocultar que es gay, hasta que tuvo que entrar de lleno a la vida organizacional. Por ello argumentó:

«Como pasa con el resto de ámbitos, es ahí, en ese momento, cuando decides que lo mejor es ocultarlo».

En El Siglo de Torreón también se recabaron algunos testimonios. Ahí se encontró el caso de Fernanda, quien relata que tardó más de 6 meses para salir del clóset en la empresa en la que trabaja:

«Yo salí del clóset primero solo con compañeros cercanos y eso después de mucho y porque comenzamos a salir fuera de la oficina y yo invitaba a mi novia».

Lo anterior tiene resonancia con los datos recabados por José Ignacio Pichardo Galán en el proyecto ADIM. Ahí se encontró que la respuesta común de las personas LGBT+ es ocultarse porque les genera miedo no solo sentirse discriminadas, sino porque afecta a lo que les da de comer. Ahí está la diferencia: no muchas personas hacen activismo LGBT+ si sienten que les van a hacer la vida imposible o que pueden quedarse sin trabajo. Incluso en los resultados de dicha investigación se encontró que el 72% de las personas LGBT+ en España vuelve cada día al clóset en su lugar de trabajoCONOCE POR QUÉ NO ESTÁS OBLIGADO A SALIR DEL CLÓSET.

¿Cómo sucede el proceso de salir del clóset cuando estás en el trabajo?

Ahora bien, el estudio de Human Rights Campaign The Cost of the Closet and the Rewards of Inclusion dice que:

«En un día de trabajo las personas son orilladas a revelar aspectos de su vida privada, y no hacerlo puede aislar a una persona y erosionar las relaciones que se tienen con compañeros de trabajo».

De acuerdo al estudio, esto lleva a que más del 50% de los profesionistas en Estados Unidos decidan esconder su identidad de género, expresión de género u orientación sexual en su lugar de trabajo. Por otro lado, en México solo el 25% de las personas expresan sentir que pueden salir del clóset en su trabajo.

¿Te imaginas? 7 de cada 10 personas de la comunidad LGBT+ en México sienten la necesidad de ocultar su identidad de género, expresión de género u orientación sexual en el trabajo. Generalmente, esto sucede por temor a ser despedidas. Es una realidad abrumadora y que poco a poco deberá ir cambiando. ESTOS SON ALGUNOS PROBLEMAS QUE ENFRENTAMOS AL SALIR DEL CLÓSET.

¿Qué podrías hacer para salir del clóset en el trabajo?

Sé honesta u honesto contigo mismo

El primer paso es que reconozcas quién eres. Y la persona a la que más le debe de importar la respuesta a esa pregunta es a ti. A veces hay miedo e incertidumbre, pero la clave es tener claridad acerca de tu sentir e investigar sobre el tema para que puedas despejar tus dudas.

Identifica a quién de tu trabajo se lo vas a compartir

Recuerda que no estás obligado/a a dar explicaciones sobre ti, tu identidad, expresión de género u orientación sexual. Pero si decides decírselo a alguien, considera que sea de tu entera confianza y capaz de escucharte. También debe poder empatizar contigo al momento de externarle tu lugar en el amplio mapa de la diversidad. En este punto recomiendo que sea alguien que te haga sentir seguridad. LEE ESTOS CONSEJOS PARA APOYAR A TU AMIGO QUE SALE DEL CLÓSET.

Recuerda que no es como en el súper, donde ‘lo rompes, lo pagas’

Y eso quiere decir que no tienes la obligación de dar toda una explicación a las personas sobre ti y la diversidad sexual. Tampoco es tu responsabilidad decirles a todas tus amistades. No le debes ningún detalle a nadie. Lo compartes porque quieres, pero puedes echarte atrás en cualquier momento.

Salir del clóset no debe ser una obligación para nadie, es una opción para cuando nos sentimos listos. / Foto: Tú y yo psicólogos LGBT

Valida que haya políticas o procesos para prevenir la discriminación en tu empresa

Esto es importante porque no se trata de lanzarnos al vacío así sin más. Lo ideal sería que esta pequeña lista ni siquiera existiera y que todos y todas pudiéramos ser quienes queramos. Pero lamentablemente las cosas no son así, por ello te recomiendo que valides este punto. Si tu empresa no cuenta con procesos para prevenir la discriminación, pudiera ser un error salir del clóset en ese lugar. Esto significa que no tendrán los mecanismos suficientes para salvaguardarte de los prejuicios y negativas a interior de la organización.

Busca un primer contacto con el área de Recursos Humanos (People)

Atención aquí, pues esto no quiere decir que en todos los casos las áreas de Recursos Humanos estarán debidamente sensibilizadas o capacitadas en estos temas. Pero en el ‘deber ser’, lo ideal es que tengas el soporte y antecedente con esta área, ya que con ello podrás hacer frente de forma más ágil a cualquier rechazo que puedas experimentar. MIRA ESTOS TIPS PARA CAPACITAR EN DIVERSIDAD E INCLUSIÓN LGBT+.

No te tomes nada personal

Recuerda que nadie está obligado a saber lo básico de diversidad sexual, las diferencias entre identidad y expresión de género e incluso lenguaje inclusivo o neutro. Esto implica que pueden cometerse errores dentro de la comunicación. Recuerda que en la mayoría de los casos las personas cercanas a ti tendremos que deconstruir varias décadas de aprendizajes basados en muy poquita información ya que hace algunos años era muy difícil hablar abiertamente de estos temas.

Si te es posible, respáldate con tu red de apoyo

Si después de lo anterior decides salir del clóset en el trabajo, será recomendable que te apoyes en tu grupo cercano de amigos o compañeros a quienes decidiste contarles en primera instancia. Con su ayuda podrás ser tú de forma más natural sin tanto rechazo, ya que estarás en un espacio seguro.

Como puedes notar, las recomendaciones son sencillas, y no deben tomarse como una receta de cocina en donde si te saltas un paso el pastel no se logra. Estas son solo algunas recomendaciones que te pueden ayudar a dar claridad de por dónde empezar. Aunque también es importante que no te presiones. Si bien salir del clóset en la vida laboral te brindará ciertas ventajas para poder ser quien eres en un espacio más de tu vida, no es obligatorio que lo hagas. En tus manos está decidir si quieres hacerlo, a quién quieres decirlo y la forma en la que mejor te sientas.

Lo único importante es que sientas comodidad y que, si lo deseas, puedas dar el siguiente paso.

¿Qué hago si en el proceso de salir del clóset me rechazan en el trabajo?

Es uno de los riesgos que corremos. Nuestra sociedad todavía tiene muchos prejuicios en torno a la diversidad sexual, pero recuerda que hay muchas empresas que ya están implementando acciones para tener espacios verdaderamente diversos e inclusivos.

Sé que tal vez será difícil pensar en un cambio de empleo, pero si el entorno ya no es seguro para ti o te estás sintiendo incomodo/a, no estás obligado a quedarte ahí. Afuera hay muchas empresas que pueden valorar verdaderamente tu talento sin importar qué letra del arcoíris te representa.

Así que ya lo sabes, la decisión que tomes con base en estas recomendaciones para salir del clóset en el trabajo es tuya.

Con información de Presentes, Confederación de Salud Mental de España, EthicWikihowEl Siglo de Torreón Human Rights Campaign