InicioMercado LGBTQ+LaboralBromas en el trabajo y violencia LGBT+

Bromas en el trabajo y violencia LGBT+

-

Hacer bromas en el trabajo es común, pero muchas veces estas pueden ser una forma de violencia y discriminación contra la comunidad LGBT+.

La cultura latina se distingue por hacer muchas bromas en todos lados y el trabajo no es una excepción, pero estas pueden llegar a ser violencia hacia personas LGBT+. Para todo hacemos chistes y nos burlamos de infinidad de sucesos. Sin embargo, el problema radica en que esas bromas muchas veces se utilizan para agredir y violentar los derechos de otros, especialmente de la comunidad LGBT+.

El 28 de junio de 2020 se publicó la primera Encuesta latinoamericana sobre diversidad sexual, acoso, violencia y discriminación en el ámbito laboral. Para realizar esta encuesta se entrevistó a personas LGBT+ de Latinoamérica. Esta investigación fue hecha por Nodos de Argentina, Integra Diversidade de Brasil, Sentiido de Colombia, Nodos México y MSN Consultorías de Uruguay, con el apoyo de Onusida. Ahí encontramos varios datos muy importantes, entre los que destacan los siguientes.

Las bromas en el trabajo, una forma de violencia y discriminación hacia los LGBT+

Al preguntar a las personas LGBT+ entrevistadas si durante el último año habían sufrido acoso, violencia o discriminación en su trabajo, un 62.8% respondió que no había experimentado ninguna de las situaciones descritas.

No obstante, al especificar si durante el último año consideraban que habían sufrido algún tipo de violencia psicológica en el trabajo, el 70.6% contesto que sí. El 49.1% atribuyó esa violencia a bromas o comentarios negativos en el trabajo.

Esto nos deja mucho que analizar porque, de entrada, nos indica que hemos normalizado la violencia laboral hacia la comunidad LGBT+ disfrazándola de bromas. También nos hace pensar que, si nos molestan en el trabajo mediante un chiste o comentario inapropiado, no lo consideramos discriminación. Sin embargo, lo es. Las bromas en el trabajo pueden agredir, incomodar y poco a poco dañar a las personas LGBT+. MIRA CÓMO VIVEN LA DISCRIMINACIÓN LABORAL LOS LGBT+.

Entonces, ¿las bromas en el trabajo también son violencia? Claro que pueden serlo. Ridiculizar a otra persona por su comportamiento, expresión, características físicas —o por cualquier otra razón— es algo desagradable. Este tipo de conducta busca minimizar al otro, tal vez con la intención de autovalidarse y sentirse menos inconforme con lo que quien se burla siente que es.

Hay bromas en el trabajo que pueden ser violencia contra las personas LGBT+. / Foto: Adobe Stock

¿Qué podemos hacer en el trabajo?

Para evitar que las bromas en el trabajo se conviertan en violencia contra la comunidad LGBT+, podemos comenzar a llamar a las cosas por su nombre. Las bromas, burlas, comentarios negativos y demás no son otra cosa más que discriminación. Las personas que incurren en estas prácticas son personas que agreden, violentan y promueven entornos organizacionales adversos. CONOCE LAS CULTURAS LABORALES INCÓMODAS PARA LOS LGBT+.

Incluso la Organización Internacional del Trabajo (OIT), desde el Convenio 111 de 1958, ya define la discriminación como:

«Cualquier distinción, exclusión o preferencia basada en motivos de raza, color, sexo, religión, opinión política, ascendencia nacional u origen social que tenga por efecto anular o alterar la igualdad de oportunidades o de trato en el empleo y la ocupación».

Principales agresores de personas LGBT+ son los colegas o compañeros de trabajo

Curiosamente, según otros de los hallazgos de la Encuesta latinoamericana sobre diversidad sexual y discriminación en el ámbito laboral, los principales agresores en los centros de trabajo son en un 33% pares del mismo equipo (si, los compañeros que se sientan a un lado) y 23.8% líderes directos (el jefazo).

Esto deja en claro que hoy más que nunca es necesario realizar acciones encaminadas a minimizar y erradicar la violencia y discriminación en los centros de trabajo contra las personas LGBT+. Y lo primero que podemos hacer es volvernos conscientes de lo que ocurre. Por lo tanto, es necesario visibilizar la discriminación y violencia en el trabajo, ya sea a través de bromas o cualquier otra forma. ELLA ES NICTÉ, UNA MUJER TRANS QUE ALZÓ LA VOZ CONTRA LA DISCRIMINACIÓN LABORAL.

¿Qué les toca a las empresas?

Imaginemos lo complicado que puede ser estar más de 8 horas al día rodeado por personas que se la pasan haciendo comentarios, lanzando indirectas y burlándose de alguien solo por el hecho de ser una persona diversa. ¿Te ha pasado alguna vez? Te aseguro que es algo muy incómodo y desagradable.

Para atacar esta cultura de bromas en el trabajo que pueden ser violencia contra la comunidad LGBT+, las empresas deben informarse. También deben sensibilizar a sus colaboradores e implementar políticas de no discriminación. LEE SOBRE ESTE CHICO GAY MEXICANO QUE FUE DISCRIMINADO LABORALMENTE EN UNA CADENA HOTELERA.

De nuestra parte, nos queda hacernos conscientes de que esas bromas en el trabajo no siempre son solo bromas. Pueden ser violencia, discriminación y atentar contra nuestros derechos como miembros de la comunidad LGBT+.

¿Te has enfrentado a este tipo de bromas en el trabajo? Cuéntanos tu experiencia.

Con información de Sentiido y Encuesta latinoamericana sobre diversidad sexual, acoso, violencia y discriminación en el ámbito laboral

Nicté Chávez
Psicóloga organizacional experta en recursos humanos, empresaria y mujer trans que lucha día a día por el reconocimiento e igualdad de las personas de la diversidad.
error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.