Así se vive hostigamiento y acoso laboral hacia personas trans

Hablar de situaciones de rechazo, discriminación, acoso y hostigamiento hacia personas LGBT+ es necesario. / Foto: DPI Cuántico

Con el caso de ‘N’, un hombre trans que trabajaba en Game Planet, sucursal de Cuautitlán Izcalli, te contamos cómo viven y qué pueden hacer las personas LGBT+ frente a la discriminación, el hostigamiento y el acoso laboral en México.

Hablar de situaciones de rechazo y discriminación que vivimos las personas LGBT+ siempre es incómodo, incluso algunas personas piensan que para que algo se considere como hostigamiento o acoso, ya sea en el ámbito laboral o personal, es necesario acciones ruidosas y públicas, como que te corran de algún lugar gritándote: «¡Tú no porque eres trans!», o algo así. Pero la mayoría de las veces la discriminación ocurre de formas más sutiles y cotidianas; aunque a veces nos puede tocar escuchar historias en donde pareciera que lo que los agresores solo buscan lastimar a las personas.

El 28 de septiembre de 2022, la organización Fuera del Clóset A. C. abrió un hilo en Twitter compartiendo la denuncia de ‘N’, quien es un hombre trans de 27 años que recibió hostigamiento y acoso laboral por parte de su jefe directo y un compañero de trabajo. Estos fueron motivados por su identidad de género. Todo esto sucedió al interior de la empresa Game Planet, en su sucursal de Cuautitlán Izcalli, Estado de México.

Y esta es una de muchas historias que podemos encontrar, incluso mi caso. Cuando yo empezaba mi transición en la vida pública me tocó recibir acoso y hostigamiento por parte de mis compañeros de trabajo. Recuerdo un día que me fui a la oficina con tacones y poquito maquillaje. Entonces escuché a la líder de Reclutamiento que hacía con su equipo una serie de comentarios y burlas sobre mi identidad.

¿Te imaginas? Las personas que se dicen ser de las más humanas de la compañía, quienes son responsables de traer el talento a la organización, siendo los primeros en burlarse, agredir, prejuzgar y discriminar. No parece extrañar que por eso a las personas de la diversidad nos rechacen de muchos procesos de entrevistas en los que participamos. CHECA LOS TIPS PARA MINIMIZAR LA DISCRIMINACIÓN LGBT+ EN ENTREVISTAS DE TRABAJO.

¿Qué pasa si me acosan y discriminan en mi trabajo por ser una persona LGBT+, en especial si soy trans?

La respuesta es algo compleja ya que dependerá de muchos factores. Lo primero que tienes que hacer es denunciar lo sucedido. A nuestro favor está que hoy en día la discriminación ya ha sido tipificada como delito en el Código Penal Federal en el art. 149 Ter del Libro Segundo, Título Tercero Bis “Delitos contra la Dignidad de las Personas”. Ahí explica que de demostrarse el delito la persona culpable será acreedora a una sanción de 1 a 3 años de prisión. O bien puede tratarse de 150 a 300 días de trabajo a favor de la comunidad. Además, existe una multa de hasta 200 días de salario mínimo, que al momento de publicarse esta nota serían poco más de 34,000 pesos.

Recordemos que, para efectos jurídicos, la discriminación solo será considerada como tal cuando haya evidencia suficiente para sustentar una conducta de distinción, exclusión o restricción, basada en prejuicios por cualquier característica de la persona. Esto en sí ya es un reto porque el trato diferenciado puede ser muy marcado y constante. Pero es muy extraño que categóricamente te nieguen un servicio diciendo: «Aquí no atendemos gays o trans». Por lo que te pondrán cualquier pretexto, como que ya no hay servicio o que no se puede.

Ahora bien, también se debe considerar que en muchos estados se tienen legislaciones particulares. Puede ser que algunos se apeguen lo más posible a lo dictado por el Código Penal Federal. Sin embargo, otros plantean su propio sistema de sanciones. Ejemplo de esto es el caso de Quintana Roo, en donde la pena mínima por este delito es de 4 años. Por su parte, con poco más de 8,500 pesos puedes librarte de la multa por discriminación en Jalisco. ASÍ SE VIVE LA TRANSFOBIA EN LAS EMPRESAS.

¿Cómo es el proceso de denuncia por discriminación, hostigamiento o acoso laboral si eres una persona LGBT+?

El proceso para denunciar es acercarte al Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación (Conapred) a presentar una queja, pero ten en cuenta que cada estado puede tener sus propios procesos. Este organismo, al ser de carácter federal, estará facultado para abrir una carpeta de investigación al respecto. Además, será capaz de hacer recomendaciones para prevenir la discriminación en los centros de trabajo. E incluso podría efectuar medidas administrativas y de reparación del daño. MIRA QUÉ HACER SI TE DISCRIMINAN EN TU TRABAJO.

Como seguramente estás pensando, en la vida real es poco probable que un proceso legal de esta índole llegue a concluir con la determinación de la responsabilidad sobre el agresor. Y muchas veces todo acaba en acuerdos vagos para la supuesta reparación del daño (en el mejor de los casos).

En el caso de ‘N’ encontramos que, durante el tiempo que trabajó en Game Planet, fue víctima de constantes agresiones y expresiones como: «Aunque te sientas como hombre, tu cuerpo sigue siendo de una damita». Esto acabó por orillarle a renunciar. También presentaba afecciones físicas debido al estrés, ansiedad y presión constante. CONOCE LOS RETOS LABORALES DE LAS PERSONAS TRANS EN MÉXICO.

Las ‘bromas’ en el trabajo pueden ser una forma de violencia contra la comunidad LGBT+. / Foto: Adobe Stock

Existen distintas formas de resolver esta problemática

En este punto no debemos perder de vista que la NOM-035 habla sobre los factores de riesgo psicosocial. Es muy clara al señalar que, si hay situaciones que promuevan entornos laborales no favorables, será responsabilidad de la empresa responder por la salud de sus colaboradores. ENTÉRATE DE QUÉ ES Y CÓMO NOS AYUDA LA NOM-035.

¿Te imaginas la cantidad de estrés que puedes experimentar de saber que todos los días al ir al trabajo te van a estar molestando por ser quien realmente eres? Eso es lo que ‘N’ ha experimentado en este suceso.

Por lo que sabemos hasta el momento de publicación, ‘N’ ya presentó una denuncia ante la Fiscalía del Estado de México. Además, recibe apoyo directo del equipo de la organización Fuera del Closet A. C. No obstante, durante este tiempo también ha sido víctima de acoso constante por un supuesto abogado de uno de sus agresores. Este, por vía telefónica, ha intentado coaccionarle para que retire la demanda en su contra y llegue a un acuerdo.

Cuando yo pasé por una situación similar, el equipo de abogados y abogadas aliades de la comunidad LGBT+ que me asesoraron me hicieron la recomendación de tomar la negociación que me ofrecían. Esto se debía a que muchas veces en los juzgados los casos de este tipo dependerán del juez. Y los prejuicios que este tenga en contra de las personas de la comunidad LGBT+ pueden determinar el resultado (lo cual no me parece extraño, pues si ya te discriminan de manera soft hasta para pedir trabajo, cabe la posibilidad de que puedan desestimar un caso de esta naturaleza). Así que decidí hacerles caso y continuar con mi camino fuera de la empresa en donde me rechazaron por ser una mujer trans. CHECA ESTOS PUNTOS A CONSIDERAR AL CONTRATAR PERSONAS TRANS Y NO BINARIAS.

¿Cuáles son algunas medidas que se podrían tomar en estos casos?

Idealmente, lo que tendría que ocurrir es que las empresas tuvieran buzones de denuncia para los empleados. Esto para que pudieras llamar para reportar el acoso, hostigamiento y discriminación laboral que como persona LGBT+ (y en especial las personas trans, como vemos en este caso) experimentes. El fin sería que un comité de ética pudiera determinar la veracidad de los hechos y determinar alguna sanción administrativa de acuerdo a las políticas y procedimientos previamente establecidos según lo planteado por la NMX-025.

En estos casos, según el criterio de dicho comité (que por lógica debería incluir a personas de la población LGBT+ de la empresa), se podrá determinar desde una disculpa explícita y capacitarse obligatoriamente en los contenidos de diversidad e inclusión. Incluso podría llegarse a levantar actas administrativas o la revocación del contrato laboral.

No obstante, pocas empresas tienen procesos como el que he descrito. Por ello, las decisiones se toman por personas que poco o nada se han sensibilizado sobre discriminación en contra de integrantes de la diversidad. Bueno, tan es así que hay líderes de empresas que prefieren perder talentos clave por un tema de prejuicios que capacitarse y romper sus ideas sobre las personas LGBT+. ESTOS TIPS TE SERVIRÁN PARA CAPACITAR EN DIVERSIDAD E INCLUSIÓN LGBT+.

Como hemos dicho en otras ocasiones, aún falta mucho camino por recorrer. Si bien hay ciertas legislaciones, la ejecución de la ley en función de la justicia nos está quedando a deber. Por ello es importante seguir visibilizando estos casos y sus posibles implicaciones, ya que de eso dependerá que podamos apoyar a que otras personas sepan qué hacer o cómo reaccionar en situaciones similares.

Como nos demuestra el caso de ‘N’, quien fue víctima solo por ser un hombre trans, el hostigamiento y acoso laboral de personas LGBT+ en México es un asunto grave que debe eliminarse.

Con información de Fuera del ClósetCódigo Penal Federal, IDC Online, Expansión, El EconomistaNorma Oficial Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015