Tips para conseguir un sugar daddy

¿Darías todo por conseguir la vida que crees que mereces? Aquí te damos 5 tips para conseguir tu propio sugar daddy. / Foto: Daddy Hunt

¿Estás cansado de la mala vida? ¿Harías lo que fuera para conseguir lujos, dinero y viajes? Te damos 5 tips para conseguir un sugar daddy.

A todos nos encantaría encontrarnos en un café, un bar o en la calle a ese príncipe azul, guapo y joven que nos dé la vida que creemos merecer. Lamentablemente, conseguir nuestro pase a la realeza no es tan fácil como en los cuentos de hadas. Si tú estás dispuesto a hacer de todo para conseguir la vida de reina que siempre has ambicionado, estos 5 tips para conseguir un sugar daddy son para ti.

Utiliza sabiamente las apps de ligue

Puedes seguir dos estrategias: cambiar el rango de edad en las apps que utilizas normalmente o conseguir apps específicas para encontrar sugar daddies. Puedes intentar con aplicaciones como Suga Daddy o Seeking Arrangements. Pero, debido a la reducida cantidad de usuarios que estas últimas pueden tener, lo mejor es que uses una combinación de ambos tipos de apps.

via GIPHY

Busca en foros de internet

Hay que ser realistas: conseguirte un sugar daddy menor de 35 es casi imposible. Estás intentando conseguir a un hombre maduro, por eso hay que recurrir a uno de los sitios de encuentro más viejos de internet: los foros. Sí, esos que todavía tienen un formato igualito a Hi5 y a MySpace. Te sorprenderá cuánta gente encontrarás si en Google te atreves a buscar ‘foros de sugar daddies o cualquier término parecido.

via GIPHY

Ve a bares de alto prestigio

Ir a bares gays populares entre hombres maduros no será suficiente. No toda la gente que va tiene los ingresos suficientes para ser un sugar daddy. Por eso necesitas ser estratégico. Encuentra cuáles son los bares gays de mayor prestigio en tu región. Esos a los que solo van quienes pueden pagar un cover astronómico o una mesa con varias botellas. Quizá tengas que gastar más de lo que esperabas pero, una vez que un guapo y sexy empresario te eche el ojo, verás los resultados de tu inversión.

via GIPHY

No te muestres demasiado interesado por el dinero

Sí, sabemos que no estás buscando el amor. Y seguramente los hombres que se te acerquen, tampoco. Sin embargo, tienes que entrar en el juego. No puedes seducir a alguien hablando de tus sueños de tener lujos y vivir la buena vida. Intenta conquistar al que quisieras que fuera tu sugar daddy como conquistarías a cualquier otra persona: halagándolo a él, a su estilo y todo eso.

Quizá tarde un par de citas pero, en cuanto tu sugar te ofrezca pagarte un guardarropa nuevo, verás que habrá valido la pena tu paciencia. Y si ese momento no llega, entonces puedes empezar a mandar indirectas de lo que te gustaría que te comprara hasta que te haga caso. Pero nunca olvides que tienes que conquistarlo antes de exigirle.

via GIPHY

Baja un poco tus estándares de belleza

Te repetimos: hay que ser realistas. Encontrar a un sugar daddy que tenga el cuerpo de Chris Evans y la cara de Patrick Dempsey es una suerte que a pocos se les reserva. No es que todos los sugar daddies sean horrendos, pero ciertamente no serán tan guapos como los ligues de tu edad que podrías conseguir. ESTOS SON ALGUNOS USOS QUE NOS ENCANTARÍA DARLE A LA LECHE DE CHRIS EVANS.

Acepta que el tiempo tiene sus repercusiones en la belleza. Es algo totalmente normal. Claro, no tienes por qué aceptar al primer hombre que te hable, pero tampoco puedes rechazarlos a todos solo porque no cumplen con todos los estándares de belleza.

via GIPHY

A menos que tus habilidades de ligue sean extraordinarias y que tengas una suerte igual de buena, no encontrarás un sugar daddy el primer día. Hallarlo te tomará algunas citas, varias personas y algunos encuentros divertidos, cómo no. No te desesperes, sé persistente y poco a poco afina tu técnica de conquista. Así no solo te conseguirás un sugar daddy, sino también a alguien que pueda satisfacer todas tus demandas y necesidades.

¿Conoces a alguien que sea un experto consiguiendo sugar daddies? ¡Etiquétalo para que nos cuente sus secretos!