Por qué a algunas nos atraen las hetero (bugas)

Te contamos por qué puedes sentir atracción por tu amistad buga. / Foto: Parenting Teens and Twins

Tener un crush, sentir atracción o de plano enamorarnos de hetero (bugas) es una experiencia por la que hemos pasado muchas chicas lesbianas, bisexuales y pansexuales.

Sea en nuestra etapa adolescente o adulta, la atracción e incluso clavarse con hetero (bugas) son cosas que nos han llegado a pasar a muchas lesbianas, bisexuales, pansexuales y chicas que se identifican como sáficas. Es probable que en nuestro historial amoroso haya uno que otro episodio sobre el romance que nos habría gustado tener con nuestra mejor amiga.

También existe la posibilidad de que la profundidad e intensidad que tenemos con nuestras amigas straight nos haga pensar en que podría haber algo más. Sin embargo, conforme se fueron acercando (¿o alejando?) nos dimos cuenta de que no había un futuro para nosotras, o al menos no desde las aristas que imaginamos. ESTAS SON ALGUNAS REALIDADES QUE VIVIMOS LAS LESBIANAS CUANDO NOS ENAMORAMOS DE BUGAS.

Pero antes de continuar, ¿tenemos claro de qué va el término ‘buga’?

No todos los países hispanohablantes otorgamos el mismo significado a ‘buga’. En el amplio abanico semántico del español podemos usar la palabra para referirnos a una ciudad (Colombia) o trabajador sexual (República Dominicana). Para naciones como Argentina, ‘buga’ se usa como adjetivo (viejo, antiguo).

En México y otros países de Centroamérica entendemos como ‘bugas’ a las personas heterosexuales. Desde esta connotación, forma parte del argot LGBT+. Aunque todavía se tienen ciertas dudas sobre la tierra que lo vio nacer, al parecer ‘buga’ se originó entre las y los hablantes de México.

Se cuenta que durante el Porfiriato la capital era sede de un prestigioso restaurante llamado Bugambilia. Como podrás intuirlo, no se permitía el ingreso a personas LGBT+. A partir de este dato, empieza a cobrar sentido por qué le decimos bugas a las y los heterosexuales. MIRA CÓMO ERA LA VIDA DE LAS LESBIANAS DURANTE EL PORFIRIATO.

Algunas leyendas urbanas mexicanas aseguran que ‘buga’ surgió en la época del Porfiriato. / Foto: La Silla Rota

Otra de las explicaciones históricas sobre el concepto sugiere que el origen es italiano. Se tiene la hipótesis de que su uso en latitudes europeas data desde la Edad Media. En este caso, el vocablo de origen sería ‘búgaros’ o ‘bujarrones’. Es decir: personas pobres, bandidos y personas LGBT+ que fueron perseguidas por la Inquisición. AQUÍ TE CONTAMOS LA HISTORIA COMPLETA DE CÓMO Y DÓNDE SURGIÓ EL TÉRMINO ‘BUGA’.

Ahora sí, ¿por qué la mayoría de chicas lesbianas, bisexuales y pansexuales hemos tenido alguna(s) experiencia(s) de atracción con bugas?

La atracción y las fallidas historias de enamoramiento de mujeres lesbianas, pansexuales y bisexuales con hetero (bugas) han originado experiencias de todo tipo. Para algunas chicas significó uno de los episodios en los que les rompieron el corazón. Para otras fue una oportunidad para conocerse a sí mismas. También existe la posibilidad de que haya puesto a prueba una relación que necesitaba madurar o terminar.

Es cierto: algunas chicas sáficas tienen más desarrollado el gaydar y cada vez es menos probable que liguen con hetero. No obstante, cuando estamos en una reunión casual si la morrita que nos gustó nos empieza a hacer ojitos, intentaremos hacerle la plática o seguirle la onda si es que ella empieza.

Si todo sale chido, habrá algún tipo de hook up; lo disfrutaremos e intentaremos prolongarlo. Cuando sintamos que el espacio es propicio y que la persona se siente cómoda, quizá hablaremos algo sobre nuestra orientación sexual. Es ahí en donde nos damos cuenta que it won’t last. ESTAS SON 15 COSAS QUE JAMÁS LE DEBE DECIR UNA BUGA A UNA LESBIANA.

Que no se nos olvide

Otra de las razones por las que las mujeres sáficas podemos sentir atracción por las hetero (bugas) es que, por algún motivo, creemos poder ‘convencerlas’. Queridas lesbianas, bisexuales y pansexuales que me están leyendo, es importante entender que esta visión esconde cierto grado de estigma respecto a nuestra comunidad. Recordemos que la orientación sexual no es una decisión. Las personas no se ‘convierten’ en LGBT+. Cuidado con andar presumiendo que ‘somos famosas por cambiar la orientación sexual de las mujeres’.

Como lo mencionamos al principio, algunas bisexuales y pansexuales llegamos a sentir atracción por hetero por la pre-existencia de un vínculo muy íntimo. Este tipo de historias tienen más de un desenlace. Este puede ir desde una plática casual en la que ambas hablan sobre sus sentimientos o bien ser el momento de soltar relaciones de amistad que ya no nos hacían bien.

¿Recuerdas cuando Adele besó a Beatrice, su amiga buga? / Foto: Quat’sous Films

Como chica sáfica, ¿cuál ha sido tu experiencia al sentir atracción o enamoramiento por alguna de tus amigas o conocidas hetero (bugas)? Te leemos en los comentarios.