9 realidades de una lesbiana closetera

lesbiana closetera
¿Te ha pasado alguna de estas situaciones de lesbiana closetera? / Foto: SDP

A veces cuesta trabajo definir tu orientación sexual. Si como yo, fuiste una lesbiana closetera, tal vez te identifiques con estas situaciones.

Entender tu sexualidad es un proceso complejo. Al menos a mí me costó mucho trabajo entender que me gustaban las mujeres. Y, una vez que lo entendí, por mucho tiempo fui una lesbiana closetera. De hecho, todavía lo soy con gran parte de la familia. Si ese es –o fue– tu caso, tal vez te sientas identificada con estas situaciones.

Le pones un apodo neutro a tu pareja

¡Qué suerte que los apodos cariñosos no tienen género! No sales del ‘mi vida’, ‘mi cielo’ y ‘mi amor’ para evitar usar su nombre.

via GIPHY

El nombre de tu pareja siempre va en diminutivo

Lo peor que te puede pasar es estar hablando de tu pareja y que alguien te haga la temible pregunta: ‘¿Cómo se llama?’. Lo bueno es que los nombres en diminutivo también pueden ser unisex. Por ejemplo, cuando yo hablaba de mi pareja siempre le decía ‘Dani’.

Presentas a tu novia como tu amiga

Lo peor de presentar a tu novia como bestie es que, cuando cortan, debes sufrir en silencio. Hasta tu mamá te pregunta cuándo va a volver a pasar tu amiga María a saludar. Muchas gracias, señora madre. CONOCE MÁS SOBRE LOS DISTINTOS TIPOS DE LESBIANAS.

Tienes muchas pijamadas

Eso sí, mientras sigues en el clóset aprovechas para hacer pijamadas con tus ‘amigas’.

Solo lo sabe un grupo selecto

A veces, aunque estés en el clóset, puedes contarles a tus amigos. Aunque esto puede ser emocionante, también implica vivir una doble vida. Por un tiempo, al menos, puedes ser tú.

Eso sí, aunque tus amigos sepan, las fiestas en casas implican esconderte de todos los papás.

Escuchas “Mujer contra mujer” todo el tiempo

¿O solo lo hago yo?

Te relacionas con la comunidad LGBT+ a través de películas

Como no puedes ir a antros gays, tu única forma de contacto es a través de películas, series y canciones. Los personajes de The L Word se convierten en tus mejores amigas. HAZ ESTE QUIZ Y DESCUBRE QUÉ PERSONAJE DE THE L WORD: GENERATION Q ERES.

Te desahogas en redes sociales

A veces la forma más sencilla que tenemos para ser nosotras mismas es a través de las redes sociales. Ya sea con likes o hablando con otras mujeres, comienzas a formar la comunidad lésbica que tanto te hace falta en la vida real. EVITA ESTAS ACTITUDES MACHISTAS QUE TIENEN ALGUNAS LESBIANAS.

No sabes ligar

Deja tú que no sepas acercarte a otra chava. Cuando lo logras, no sabes decidir si quieres ser ella, estar con ella, o solo ser su amiga.

Lo peor es que, como sigues en el clóset, ninguna otra mujer se te acerca. Te gustaría ponerte un letrero que diga ‘mírenme, aquí estoy’, pero tampoco quieres ser descubierta.

Decidir salir –o no– del clóset es algo completamente personal. Lo que tú escojas hacer siempre va a ser válido, recuerda que no le debes explicaciones a nadie.

Para ti, ¿cómo fue -o es- la experiencia de ser una lesbiana closetera?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.