Logros de la lucha lésbica para el feminismo latinoamericano

La complicidad entre el feminismo latinoamericano y la lucha lésbica ha resultado en importantes logros. / Foto: Agrupación Lésbica Rompiendo El Silencio

Con motivo del 8M, te compartimos algunos logros de la lucha lésbica que han marcado el feminismo latinoamericano.

A lo largo de su historia, las vertientes del feminismo latinoamericano han encontrado en la lucha lésbica un espacio de reconocimiento, articulación y potencia. La complicidad entre mujeres que aman a otras mujeres ha tenido consecuencias en distintos ámbitos.

Las acciones han estado dirigidas a modificar los marcos normativos, las políticas culturales y las propias dinámicas de organización en las comunidades. Aquí te contamos sobre logros de la lucha lésbica que han sido sustanciales para el feminismo latinoamericano.

Resistencia durante las dictaduras en el Cono Sur

En el contexto de agitación social de los 60 y 70, los sectores LGBT+ se reunían ‘clandestinamente’ para discutir el rumbo de su lucha y el punto de convergencia con causas sociales del movimiento estudiantil, sindical y urbano popular. Indudablemente, uno de los logros más importantes de la lucha lésbica y el feminismo latinoamericano fue la alianza entre el Grupo de Acción Lésbica Feminista (GALF) y colectivas de mujeres diversas de Brasil.

Al tomar este episodio como antecedente, es plausible recuperar la relevancia de las vías de comunicación disidente, alternativa e independiente. Como ejemplo, en México se puede citar La Boletina, publicación en la que organizaciones como Grupo Lambda y la Coalición Nacional de Lesbianas y Homosexuales informaban sobre las ocupaciones del espacio público. ASÍ ERA SER LGBT+ EN LOS 70.

Lucha contra el VIH

A nivel mundial, la década de los 80 es recordada por el activismo en respuesta a la crisis del VIH. Además de registrar la acción conjunta a nivel local, se empezaron a formar bisagras entre distintos países.

En este punto, uno de los episodios más potentes fue cuando algunas organizaciones LGBT+ de la región participaron en la Marcha Nacional por los Derechos de las Lesbianas y los Homosexuales en Washington D. C., evento sustancial para la lucha lésbica y el feminismo latinoamericano.

De este encuentro se obtuvieron algunas ideas para levantar y fortalecer la Coalición de Lesbianas y Homosexuales Latinoamericanos. MIRA ESTA CRONOLOGÍA DEL ACTIVISMO LGBT+ EN AMÉRICA LATINA.

Las mujeres no somos una categoría universal

El auge de los Estudios Culturales trajo consigo impactos que fueron más allá del sector académico. Desde el feminismo y la comunidad LGBT+ se problematizó con mayor fuerza el neocolonialismo y la narrativa centralista y ‘clasemediera’ que prevalecía al interior de los movimientos.

Dichas puntualizaciones fueron sustanciales para trazar un lesbianismo político que considerara las especificidades y necesidades de las mujeres latinoamericanas. Fue en este periodo en el que iniciativas como Telemanita y Musas de Metal recordaron que en los espacios lésbicos «siempre han querido hablar del amor entre mujeres, sin importar edades o identidades».

Encuentro Nacional de Madres Lesbianas (1994)

Desde México, el Primer Encuentro Nacional de Madres Lesbianas —mismo que fue organizado por María Ortiz y Guadalupe González (integrantes de Letra S y El Clóset de Sor Juana)— marcó un antes y después en el país. De este evento surgió la organización civil Grupo de Madres Lesbianas (Grumale).

A su vez, las conversaciones de las maternidades lésbicas inspiraron la fundación de iniciativas que en el siglo XXI han sido imprescindibles para la aprobación del matrimonio igualitario y el reconocimiento de los derechos de las familias lesbomaternales. Como ejemplo de esta acción conjunta podemos mencionar a la Red de Madres Lesbianas en México.

Todo lo que hay detrás de las Marchas Lésbicas

Aunque muchas movilizaciones no se reconocieran como tal, antes de los 70 mujeres sáficas del continente salían a hacerse visibles y a reclamar su derecho a la ocupación del espacio público y la indignación.

Históricamente, la lucha lésbica ha hecho suyas las demandas del feminismo latinoamericano. Por la propia especificidad de los países de la región, gran parte de los esfuerzos del lesbianismo político ha estado dirigida al apoyo a las familias de las mujeres desaparecidas y víctimas de feminicidio y la denuncia de la lesbofobia en el entramado institucional. AQUÍ TE CONTAMOS LA HISTORIA DE LAS MARCHAS LÉSBICAS EN MÉXICO.

Grupos lésbicos participando en la segunda marcha del Orgullo (1980). / Foto: La Bola. Revista de Divulgación de la Historia

Micropolíticas y coaliciones

Uno de los países que expone los logros de la lucha lésbica en el feminismo latinoamericano es Venezuela. Entre las organizaciones que insistieron en una agenda robusta de derechos humanos encontramos a Araña Feminista.

En la primera década de los 2000, las coaliciones LGBT+ y feministas expresaron su indignación ante la omisión que se hizo desde la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Además de mostrarse como un sector organizado, la acción conjunta de estos sectores es uno de los pilares de la Ley Orgánica del Poder Popular (2010).

Otra de las organizaciones con una dinámica similar estuvo en Uruguay. Se trata de Ovejas Negras. El carácter histórico de Ovejas Negras deriva de ser un precedente para el reconocimiento de las lesbomaternidades en México y Argentina.

Día de las Rebeldías Lésbicas, una de las fechas que se consideran un logro de la lucha lésbica y el feminismo latinoamericano

El Día de las Rebeldías Lésbicas es una de las 3 conmemoraciones anuales dedicadas a las mujeres que aman a otras mujeres. A diferencia del Día Internacional de las Lesbianas (8 de octubre) y el Día de la Visibilidad Lésbica (26 de abril), el 13 de octubre encuentra como origen el VII Encuentro Lésbico Feminista de Latinoamérica y el Caribe.

La sede fue México. Asistieron activistas de Brasil, Chile, Costa Rica, México, Nicaragua, Perú, Puerto Rico, República Dominicana y Trinidad y Tobago. De aquí nació la Coordinadora Nacional de Lesbianas Feministas. CONOCE LA HISTORIA DEL DÍA DE LAS REBELDÍAS LÉSBICAS.

Por Nicole y Pepa, por las que estamos y las que ya no están

Entre 2010 y 2016, Chile y Argentina registraron el feminicidio de Natalia ‘Pepa’ Gaitán (7 de marzo) y Nicole Alejandra Saavedra Bahamondes (18 de junio). El tratamiento mediático y jurídico de ambos casos acentuó la urgencia de contar con una agenda entre la lucha lésbica y el feminismo latinoamericano.

En las movilizaciones para exigir justicia para las víctimas y sus familiares se subrayaron las particularidades de la violencia en razón de orientación sexual. Asimismo, generaron importantes discusiones respecto a la no revictimización al interior de los medios de comunicación.

En el caso de Nicole, la discusión también estuvo dirigida a la garantía del derecho a la protesta. Por su parte, desde 2010 en Argentina se cuenta con el Día de la Visibilidad Lésbica en memoria de la Pepa Gaitán.

Activistas piden justicia por Nicole. / Foto: Instagram (@justiciaparanicole)

¿Qué otros logros recuerdas de la complicidad entre la lucha lésbica y el feminismo latinoamericano?