martes, mayo 28, 2024

Comunidad excluye a niña en Oaxaca por uniforme neutro

Paola es una niña a la que no le permiten entrar a su telesecundaria en Oaxaca usando el pantalón del uniforme. Autoridades comunitarias se niegan a acatar recomendaciones gubernamentales.

Paola es una niña residente en San José Manialtepec (Oaxaca) que, por razones personales, decidió acudir a su telesecundaria usando el pantalón del uniforme a inicios del 2023. El Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Oaxaca (CECyTEO) permite el uso del llamado uniforme neutro desde el 2019. A pesar de esto, el consejo técnico y de padres de familia del plantel José Vasconcelos decidieron prohibirle a Paola el acceso al centro educativo de su localidad. ¡Es un caso tan frustrante como el de la adolescente en Jalisco que luchó meses para usar pantalón en su escuela!

Primeros incidentes

Cuando Homosensual habló con Paula Hernández, mamá de Paola, ella nos informó que el 16 de enero del presente año acudieron a la dirección del plantel José Vasconcelos. Esto con el fin de inscribir a Pao al segundo semestre del primer año de secundaria. Ese mismo día en que acudieron al plantel de Oaxaca, la madre y el padre de la menor pidieron a la directora el pantalón del uniforme neutro debido a que, en palabras de Paula: «Pao no usa ropa de niña». En esa ocasión, la directora aceptó los papeles de inscripción y proporcionó dicha vestimenta a la familia. Un día después, esto cambió.

«La directora me hace una llamada telefónica para decirme que no iba a poder asistir mi hija con el “uniforme de niños”. Ella, al informarles al consejo técnico escolar, que lo conforman los maestros, y al comité de padres de familia, ellos se negaron. No lo aceptaron».

paola niña uniforme oaxaca cecyteo
Este es el cartel oficial que compartió el CECyTEO en 2019 cuando se decidió aceptar el uso del uniforme neutro. / Foto: Captura de pantalla (cecyteo.edu.mx)

Escalan las quejas internas

La familia redactó una petición formal donde se solicitaba a la directora, al consejo técnico y al comité de padres de familia permitir a Pao entrar al plantel con «el uniforme neutro, que es el que utilizan los del género masculino». Al serle entregado, la directora se negó a firmar el oficio de recibido argumentando que necesitaba que las demás personas involucradas estuvieran enteradas. Algunos de los representantes de ambos organismos escolares asistieron esa tarde y Paula leyó el oficio ante ellos. En esa ocasión también se dio una respuesta negativa ante la petición de la familia.

Tras una tercera negativa en una reunión de padres urgente a la que convocó el comité respectivo, Paula acudió a la Supervisión de la Zona Escolar 022, encontrada en Puerto Escondido. La madre entregó un escrito a la ayudante del secretario Rafael Juárez Martínez en donde se pedía la intervención del mencionado en favor de los derechos de Paola.

El lunes 23 de enero de 2023, cuando la familia llegó al plantel, la directora pidió a Paula y a su esposo que se llevaran a Paola fuera de la escuela. La razón que dio fue que el supervisor llegaría a mediodía para tener una reunión respecto al caso de Pao. Aunque Paula insistió varias veces para que su hija entrara a tomar las clases correspondientes, no pudo lograr su acceso.

«Ella me dice que por favor yo coopere, que ponga de mi parte. Ella me aseguraba que después de esa reunión habría una respuesta favorable para mí, para mi hija. Fue por eso que mi marido accedió a que retiráramos a mi hija».

san josé manialtepec puerto escondido
San José Manialtepec se encuentra aproximadamente a 26 kilómetros de Puerto Escondido. / Foto: Captura de pantalla (Google Maps)

«Es una escuela en donde se enseñan principios y valores»: supervisor de zona al negarle a una niña de Oaxaca la posibilidad de usar el uniforme neutro de una telesecundaria

Cuando terminó la reunión, Hernández recibió una llamada de la directora para ir a conocer los resultados de la misma. Una vez en el plantel, el supervisor Juárez Martínez informó de un cuarto fallo negativo.

«Se llegó al acuerdo de que mi hija no puede entrar a la escuela con dicho uniforme. Yo le pregunto por qué y él me dice que la escuela telesecundaria es una escuela de nivel básico en donde se enseñan principios y valores».

De acuerdo con Hernández, se les devolvieron los papeles con los que iban a inscribir a Paola. Asimismo, el supervisor declaró que «su hija no será inscrita hasta que no quiera acatar las reglas y no use su falda». Cuando le preguntamos a Paula cuáles eran las razones por las que las autoridades escolares buscaban que Paola usara falda, ella nos habló de las reglas internas que sigue su comunidad. ¡Los principios de algunas pueden ir en contra de las nuevas leyes en pro de las infancias y adolescencias trans que aprobó el Estado oaxaqueño!

«El argumento que ellos más me mencionan es que la escuela cuenta con un reglamento interno, que en la comunidad nos regimos por usos y costumbres y que ella no puede venir a romper con unas reglas».

san josé manialtepec niña uniforme oaxaca
San José Manialtepec se encuentra en la zona costera del Estado de Oaxaca. / Foto: Captura de pantalla (Google Maps)

La regla que Paola está desafiando en la comunidad dicta que «las niñas deben usar falda y que los niños deben usar pantalón». Por esta razón, no será posible que la menor de edad se inscriba «hasta que ella quisiera acatar las reglas y ponerse su falda». Al preguntarle si los compañeros y compañeras de Paola han expresado rechazo hacia ella, su madre nos contó que no. Ellos y ellas convivían con su hija sin ningún problema. En realidad, las personas descontentas con que la niña use el uniforme neutro de esta telesecundaria en Oaxaca parecen estar principalmente entre el cuerpo de docentes y de padres de familia.

«Yo no estoy jugando a una lucha, yo realmente lo que quiero es que se respeten los derechos de mi hija y no solo de mi hija, sino de todos, porque no nada más se violentan los derechos de ellas. Yo creo que hay muchos casos más que no salen a la luz por esto. Por el temor, por los enfrentamientos, el desgaste físico, económico, psicológico. Todo lo que uno sufre es muy difícil».

Telesecundaria-Jose-Vasconcelos-San-Jose-Manialtepec-
Así se ve por fuera la telesecundaria en donde Paola tendría que tomar sus clases regulares. / Foto: Voces Feministas

La discriminación se volvió agresión e intervención física

La familia de Paola levantó una queja con expediente DDHPO/002/RC/(11)/OAX/2023 ante la Defensoría de Derechos Humanos en Oaxaca el 25 de enero de 2023. Después de un par de semanas, se les informó que ya se habían enviado dos requerimientos e intentado contactar a las «autoridades educativas correspondientes», pero que no había respuesta. Ante esto, la familia interpuso una demanda de amparo el 16 de febrero. Del juicio 151/2023 resultó la orden de permitir a Paola entrar a la escuela y estudiar usando «el uniforme que utilizan los del género masculino».

Al ganar la demanda, la directora de la telesecundaria accedió a inscribir a Paola el 6 de marzo, tras lo cual Paola pudo ir media semana a clases. Desafortunadamente, el viernes 10 de marzo, Paula y su hija se encontraron con una reunión de padres de familia convocada por el comité. Hernández nos explicó que, cuando llegaron, ella mostró la orden del juez donde se pide que se añada a Paola a las listas escolares y se permita su entrada al plantel escolar. A pesar de esto, un grupo de padres y madres detuvieron físicamente a la familia y les impidieron entrar. Esto quedó grabado en un video que circuló a través de redes sociales. MIRA A ESTOS ESTUDIANTES DE PREPARATORIA QUE SE MANIFESTARON POR EL USO DEL UNIFORME.

Paula relató que la directora solamente salió a decir que ella ya había inscrito a Paola, «pero de inmediato se retira», dejando a la familia frente a frente con los adultos inconformes. Ante esto, la madre de Paola decidió exhortarla a pasar a través de quienes la obstaculizaban.

«La tomo de la mano, intento yo entrar y, al intentar entrar, un integrante del comité me empuja y el otro jala a mi hija del brazo y de la mochila. Entre forcejeos logramos entrar a la escuela. Pero, después de ese momento, los padres de familia decidieron cerrar la escuela. No hubo clases ese viernes, 10 de marzo. No hubo clases toda la semana pasada [ni] toda esta semana».

Hacer ruido para obtener respuestas

Tras el incidente, Paola escribió una carta enviada tanto al gobernador de Oaxaca como a las y los representantes del Congreso estatal. Esto fue con el fin de relatar la situación vivida y pedir ayuda. Asimismo, tras el altercado físico, la familia decidió contarle su problema a diversos medios de comunicación con el fin de atraer la atención de alguien que pudiera resolver el problema. Una vez que la noticia llegó a medios nacionales, entonces personajes como el director del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO), Emilio Montero Pérez, y Flor Estela Morales, titular de la Coordinación para la Atención de los Derechos Humanos del estado, tomaron cartas en el asunto.

Paula declaró en nuestra entrevista que agradece la atención que le dieron los funcionarios públicos que asistieron a la reunión comunitaria del miércoles 22 de marzo. Sin embargo, esta resultó insuficiente.

«Aunque trataron de concientizar, de sensibilizar a los padres, de hacerles ver de una u otra forma la situación, no entienden. No entendieron. No se logró resolver nada ese día. La opción que se tomó para que no se siguiera afectando a los niños, a los padres, fue que se abriera la escuela, porque ya llevaba semanas cerrada. Que se abriera la escuela y que a mi hija se le buscara una alternativa para estudiar, mientras ellos resuelven este caso y mi hija puede regresar a la escuela».

Opciones no viables, pausas educativas y afectaciones emocionales para Pao, niña de Oaxaca a la que la telesecundaria no deja asistir con el uniforme neutro

Aunque Paula intentó que aceptaran que su hija estudiara a distancia, además de que entregara tareas y exámenes de esta manera, esta opción se les negó. En vez de eso, a la familia de Paola se le ofreció inscribir a la menor en un centro educativo de otra localidad. Sin embargo, Paula nos indicó que ella fue clara al informarles a las autoridades que esa no era una solución económicamente viable para su familia.

«Se genera un gasto económico en el traslado, en las comidas y sin contar más que nada el peligro al que ella se expondría al viajar todos los días. La otra comunidad queda como a 25 minutos de nuestra población. Habiendo una escuela aquí en nuestro pueblo, creo que no habría necesidad de hacer gastos innecesarios o exponerla a ese tipo de peligros».

Respecto a Paola, la joven estudiante de secundaria se encuentra en un proceso emocional difícil. Esto es debido a que la familia vivió un año y medio en el estado de Nuevo León antes de regresar a Oaxaca. En el norte, Paola no tenía problemas con sus maestros y esperaba tener una experiencia similar en San José Manialtepec.

«Ella está muy afectada, muy triste, porque pues las personas adultas no sabemos respetarla. Venía con una ilusión de estudiar con sus compañeros, con sus amigos, y encuentra este rechazo por parte del personal docente. Ella siempre la pregunta que nos ha hecho es: “¿Por qué aquí la rechazan los maestros?”. Así ella lo dice. “¿Por qué me rechazan aquí los maestros y allá me querían mucho? Allá platicaban conmigo, me preguntaban cómo estaba yo, si me sentía bien o mal”. Yo le digo que a veces es difícil para algunas personas asimilar algunas situaciones, pero al final de cuentas hay que asimilarlas porque todos tenemos hijos, todos tenemos familia».

carta paola niá oaxaca uniforme
Esta es la carta que escribió Paola y que envió a diversos funcionarios públicos del estado de Oaxaca. / Foto: Animal Político

¿Qué va a pasar con Paola, la niña en medio de la controversia por el uniforme neutro en Oaxaca?

Paula nos compartió que contó el apoyo de un abogado desde que interpuso una queja ante la Defensoría de Derechos Humanos. Él continúa encargándose de mantener el caso en movimiento. Por otra parte, llevar la historia a medios de comunicación ha permitido que la familia reciba apoyo de diversos colectivos y personas a lo largo de la República. Desafortunadamente, Paola está en un momento en que no desea hablar con casi nadie. Lleva casi tres meses sin estudiar con sus compañeros y pasa los días en su hogar. CHECA LAS VENTAJAS DE SER NIÑA Y USAR EL UNIFORME NEUTRO.

A lo largo de su lucha, la menor ha expresado que no se siente cómoda siendo expuesta ante el escrutinio comunitario con el que se maneja la comunidad de San José Manialtepec. Aunque la adolescente también ha dejado claro que no quiere que otras personas decidan sobre su vestimenta, el caso se ha dado a conocer entre diversos círculos políticos, académicos y sociales. Estos lo han retomado para estudiar las condiciones socioeconómicas, geográficas o identitarias que propician las violencias y la discriminación que vive hoy en día Paola.

Todavía no se consigue el objetivo

A pesar de todo lo anterior, el problema principal sigue sin resolverse. Paola sigue sin poder asistir al plantel educativo de su población a menos que acate reglas comunitarias que van en contra de sus elecciones personales y de reglamentos estatales. Además de violentar el derecho a la educación y a la intimidad de Paola, las prohibiciones, cuestionamientos y agresiones que está viviendo atentan en contra de su derecho a la igualdad sustantiva, a una vida libre de violencia y a la integridad personal, entre otros puntos establecidos en el artículo 13 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

Las diputadas locales Lizbeth Anaid Concha Ojeda, Mariana Benítez Tiburcio y Luisa Matus Fuentes levantaron peticiones para el cese de funciones de la directora y el supervisor de zona de la telesecundaria José Vasconcelos. Asimismo, el abogado de Paola continúa navegando las opciones legales que tiene la familia con el fin de asegurar que la menor de edad pueda regresar a un ambiente con otros niños y niñas que la respeten y convivan con ella.

Un último llamado

Como último mensaje en nuestra entrevista, Paula interpeló directamente a la gente de su comunidad que tiene un problema con la vestimenta de su hija. Asimismo, pidió nuevamente a las autoridades correspondientes que se hicieran los movimientos necesarios para que Paola pueda regresar a clases usando el uniforme neutro que está permitido en los planteles de CECyTEO desde el 2019.

«Que se pongan la mano en el corazón un momento y que reflexionen que la vestimenta no nos hace a nosotros. La vestimenta no nos va a hacer un delincuente, un drogadicto. El respeto se enseña en casa, no por una vestimenta. Que piensen que un día pueden estar ellos en una situación similar y un día todos necesitamos de todos. ¿Para qué vamos a ponernos a pelear por una situación de este tema cuando podemos apoyarnos y más entre mujeres?».

El jueves 30 de marzo, Paula, madre de Paola, y sus abogados convocaron a una conferencia de prensa para hablar de este caso de discriminación y violencia física. Ahí, Paula señaló que no se trata de un problema de la comunidad ni de la asamblea, pues solo es un pequeño grupo de personas el que se opone a que la niña use el uniforme neutro. La mamá también exigió una pronta resolución para que su hija pueda tomar clases con todos sus compañeros. Hasta el momento, Paola se encuentra tomando clases desde casa. De igual manera, lanzó una petición para que las autoridades responsables de esta situación sean removidas de su cargo.

En su testimonio frente a las cámaras, Paula remarcó el impacto que ha tenido esta situación sobre la salud mental de Paola. A continuación, presentamos la conferencia completa.

Hasta ahora continúa el caso de Paola, quien sigue enfrentándose a prejuicios e imposiciones comunales que han puesto en pausa su educación por el simple hecho de no permitirle a una niña asistir con el uniforme neutro a una telesecundaria en Oaxaca.

Con información de CECyTEO

Yet Akatzin Almazán
Yet Akatzin Almazán
Literata, volátil, y distraída, todo al mismo tiempo. Toco el bajo en mis ratos libres y soy malabarista cuando no hay dinero. Escribo cuentitos a veces. Tengo una morrita bien chida y por eso la presumo. Las ganas de darle un buen futuro a nuestros 11 gatos es lo que (a veces) me levanta en las mañanas.

Artículos Relacionados

Lo más reciente