10 clásicos de la literatura lésbica latinoamericana

novelas lésbicas clásicos latinoamericanos amora rasamaría roffiel
Amora es una de las novelas lésbicas más importantes de América Latina. / Foto: Canal Once

Si estás en búsqueda de nuevos títulos para tu biblioteca LGBT+, te dejamos 10 novelas lésbicas que son clásicos de la literatura latinoamericana.

En la literatura latinoamericana es posible rastrear el amor sáfico entre cuentos clásicos y novelas lésbicas. Dentro del género narrativo encontramos Dos almas perdidas nadando en una pecera y Sombrío despertar del avestruz de la escritora cubana y ensayista cubana Ena Lucía Portela.

Gracias a la labor de investigadoras, escritoras y artistas, desde la década de los 80 se ha podido contar con recopilaciones y obras en las que se exponen los principales planteamientos teóricos y estéticos sobre la literatura de mujeres que aman a otras mujeres. Como ejemplo podemos mencionar Voces para Lilith: literatura contemporánea de temática lésbica en Sudamérica, Lestimonios y Amor de mujeres: el lesbianismo en la Argentina, hoy.

En otras ocasiones se ha intentado hacer una recuperación de elementos narrativos que nos permitan pensar en una historia sexoafectiva entre mujeres. Tal es el caso de La condesa sangrienta de Alejandra Pizarnik. Si te interesa ampliar tu biblioteca, te compartimos 10 títulos de novelas lésbicas que son clásicos de la literatura latinoamericana.

1. En breve cárcel (1981)

A pesar de que gran parte de su vida la ha pasado en Nueva York, Sylvia Molloy es una de las precursoras de la novela lésbica en América Latina. Su obra, En breve cárcel, atravesó todos los canales de la clandestinidad. Para tener los primeros acercamientos, Sylvia aprendió a hacer uso de las primeras fotocopiadoras. Las jóvenes que resistían a la dictadura argentina se acercaban a ella para solicitar la continuidad de su historia.

En breve cárcel estuvo lista desde 1981, pero su publicación se postergó tras las órdenes de los fieles creyentes del Proceso de Reorganización Social. Fue hasta 1998 que una editorial argentina (Simurg) se atrevió a ponerla a disponibilidad en las librerías.

Para ese entonces, las nociones de lo que Sylvia cobijaba como resistencia lésbica ya habían dado la vuelta a otros países. Sylvia Molloy escribió En breve cárcel mientras estaba en París, pero pensaba en las «comunidades secretas» de lectoras que amaban a otras mujeres.

Además de las jóvenes parisinas y las que lograban conseguir las fotocopias en la Argentina, las palabras de Sylvia resonaron en los Estados Unidos. En breve cárcel aprovechó el apogeo de la consolidación de los departamentos de estudios de género. Cuando se tradujo al inglés, su obra formó parte de los planes de estudio de algunas universidades.

Ella es Sylvia Molloy. / Foto: Clarín

2. Amora (1989)

Escrita por la editora y poeta Rosamaría Roffiel, Amora es considerada la primera novela lésbica y feminista en México. Las palabras de Roffiel no solo se han quedado en el territorio mexicano. La novela ha sido un referente narrativo en países de Centroamérica.

Al igual que muchas otras escritoras, Rosamaría Roffiel tomó como inspiración la obra de Simone de Beauvoir. Asimismo, Amora inspiró una de las investigaciones más destacadas respecto a la narrativa lésbica en la literatura mexicana: Entre amoras. Lesbianismo en la narrativa mexicana (2015).

Durante un evento organizado por la Coordinación Nacional de Literatura, Rosamaría Roffiel dio a conocer que Amora fue uno de los 10 libros más vendidos en México a finales de los 80. ESTOS SON 30 LIBROS LGBT+ IMPRESCINDIBLES DE LA LITERATURA MEXICANA.

3. Las andariegas (1984)

Desde Colombia, la escritora Albalucía Ángel Marulanda se unió con Las andariegas al listado de las novelas lésbicas que forman parte de los clásicos de la literatura latinoamericana. Las andariegas es una colección de 4 historias. A través de ellas, Albalucía retomó el aliento de la filósofa Monique Wittig, quien fue referente del lesbofeminismo.

La cercanía de Albalucía con Monique se dio después de que pasó una etapa en Europa. Entre 1964 y 1972 deambuló por Colombia, Italia, Reino Unido y España. Fue en este último país en el que Albalucía fue atacada. A golpes, le destrozaron la columna vertebral. Eso la llevó a estar 8 meses en reposo.

Es en este periodo en el que escribe 1 de las historias que vienen en Las andariegas: “Estaba la pájara pinta sentada en el verde limón”. En esta obra, Albalucía Ángel Marulanda adapta las premisas del lesbianismo político de Wittig a un estilo híbrido entre el imaginario de Carlos Fuentes y la mitología griega.

4. Monte de venus (1976)

Dentro de las novelas lésbicas que son consideradas como clásicos de la literatura latinoamericana encontramos a Reina Roffé con Monte de venus. Al igual que muchas otras obras que se escribieron durante el régimen militar de Argentina, fue censurada. Monte de venus es considerada una novela inaugural y exponente de las nuevas narrativas de la subjetividad y expresión de lo político.

Además de la visibilización de las resistencias sáficas, en esta publicación Roffé expone su punto de vista sobre las diversidades identitarias y corpóreas. Su mensaje es muy claro: hace una fuerte crítica al sistema heteropatriarcal y falocéntrico. Monte de venus guarda ciertas similitudes con las historias que se publicaron en Asfalto, un proyecto editorial con el que Abelardo Arias, Renato Pellegrini y Dante Savi dieron circulación a relatos homoeróticos en la ciudad de Buenos Aires.

5. El cielo dividido (1996)

Con Monte de venus (1976), Reina Roffé pudo modelar sus ideas respecto a la postura que se tenía ante las lesbianas en el imaginario social. Para El cielo dividido, la autora ya no se dejó llevar tanto por la construcción discursiva en relación a las mujeres que amaban a otras mujeres. Esta novela tiene un tinte más erótico. MIRA ESTAS NOVELAS LGBT+ QUE PUEDES DEVORAR EN UNA SENTADA.

6. Dos mujeres (1990)

En esta lista de novelas lésbicas que, a su vez, son clásicos de la literatura latinoamericana, está una segunda obra mexicana. Escrita por Sara Levi Calderón, Dos mujeres cuenta con un apartado autobiográfico y uno de ficción. La publicación de esta historia le costó a Sara el rechazo por parte de sus familiares.

A pesar de que la novela fue bien recibida por la crítica y las editoriales, Sara perdió su herencia y hogar. Su primer libro fue un proceso muy complejo. Sara se casó muy joven. Se mantuvo a la crianza de 2 hijos mientras estudiaba Sociología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Conoció a mucha gente y se divorció. En este periodo (para entonces los años 80) se enamoró de una mujer. Muchos de los episodios de este romance quedaron plasmados en Dos mujeres. La novela es también un acercamiento a su árbol genealógico.

Sara Levi Calderón (izquierda) en la FIL / Foto: Milenio

7. Cárcel de mujeres (1956), una de las novelas lésbicas que ha causado mayor escándalo en la literatura latinoamericana

Desde Chile, la escritora y crítica María Carolina Geel publicó uno de los libros más controversiales de este país de América del Sur. Cárcel de mujeres es una obra testimonial. El abordaje de las relaciones entre mujeres privadas de su libertad motivó a que el libro se ocupara de referencia para hacer análisis y formulaciones teóricas respecto a la sexualidad, el género y la identidad. La poeta y pedagoga Gabriela Mistral intervino para que María Carolina, tras estar en prisión por el presunto asesinato de su marido, no pasara toda su vida encerrada.

8. Tu nombre escrito en el agua (1995)

Entre las novelas lésbicas y clásicos de la literatura latinoamericana encontramos una obra merecedora del Premio La sonrisa vertical. Este reconocimiento se lleva a cabo desde 1979 y tiene como finalidad aplaudir el trabajo de escritoras/es que se especializan en la narrativa erótica. Bajo el seudónimo Irene González Frei, se narra un romance lésbico. La historia toma como escenario las calles de Roma y Madrid. Aún se desconoce la identidad de la autora. En algunas ocasiones se ha sugerido que el manuscrito corresponde una chica uruguaya. ESTA ES LA LISTA DE LAS 6 NOVELAS QUE TODA LENCHA AMARÁ.

9. Confesiones de Dorish Dam (1929)

Considerada la primera novela lésbica de Perú, Confesiones de Dorish Dam es una obra escrita por Delia Colmenares Herrera. Aunque estuvo fuera de circulación muchísimo tiempo, se le toma como exponente de la narrativa vanguardista y regionalista.

En ella, Delia asume el papel de intermediaria. La historia va de las experiencias eróticas de Dorish Dam y una baronesa. Además de la gran reconstrucción del ambiente en un barco, uno de los aciertos de esta publicación es la recuperación de elementos que nos hacen pensar en el periodo de modernización en los países de América Latina. También cuenta con importantes referencias culturales. Una de ellas es la mención del poeta José Santos Chocano, mejor conocido como ‘El cantor de América’.

10. Las dos caras del deseo (1994)

Nuevamente, Perú ocupa un importante lugar en esta lista de novelas lésbicas y clásicos de la literatura latinoamericana. En esta ocasión de trata de una de las publicaciones más importantes de la poeta y crítica Carmen Ollé. Las dos caras del deseo fue una obra que causó polémica entre la comunidad intelectual de Perú.

A la fecha se sigue profundizando sobre el análisis de este libro. Las apuestas de algunas personas están en que se trata de un relato lésbico. Sin embargo, hay quienes también abogan por que se trata de una narrativa que alude a la bisexualidad. En Las dos caras del deseo, la historia de la protagonista (Ada) gira en torno al cuerpo. MIRA LA HISTORIA LÉSBICA CONTADA CON 10 OBJETOS.

¿Ya sabes con cuál de estas novelas lésbicas de la literatura latinoamericana vas a empezar?

Con información de Memoria Chilena, Castilla. Estudios de Literatura, Lado B, EL País, Revista Transas y Clarín

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.