Gentleman Jack: Quién fue Anne Lister

Anne Lister tiene su propia serie en HBO Max. / Foto: HBO

Ahora que Gentleman Jack es una de las series más comentadas de HBO Max, aprovechamos para contarte quién fue Anne Lister (3 de abril de 1791, Halifax, Reino Unido-22 de septiembre de 1840, Kutaisi, Georgia), conocida como «la primera lesbiana moderna».

Anne Lister (Suranne Jones), protagonista del drama histórico británico-estadounidense Gentleman Jack (Sally Wainwright, 2019), es considerada «la primera lesbiana moderna». Pero, además de casarse con una mujer (Ann Walker) en 1834, rompió paradigmas de la época al ser terrateniente, alpinista, escritora, viajera y, actualmente, referente histórico del Reino Unido.

Gentleman Jack es el contenido sobre Anne Lister que ha atraído mayor atención. Sin embargo, el legado de esta mujer ha estado presente en muchísimas expresiones culturales y mediáticas. En 2002, la escritora freelance Mary Coopern produjo una obra de teatro para la radio.

7 años después, la BBC hizo de la vida de Anne uno de los apartados del programa Woman’s HourPara 2010, la emisora difundió The Secret Diaries of Miss Anne Lister, cinta escrita por Jane English y dirigida por James Kent.

El equipo de la BBC no ha sido el único apasionado por la historia de Anne. En 2016, el Museo Shibden Hall hizo un ciclo de muestras LGBT+ en su nombre. Asimismo, Channel 4 la incluyó en la serie documental Britain’s Great Gay Buildings. ESTAS SON ALGUNAS SERIES LÉSBICAS QUE PUEDES VER EN HBO MAX.

Ella es Anne Lister. / Imagen: Wikipedia

Anne Lister fue una mujer lesbiana

En 2018, la Iglesia de la Santísima Trinidad de York colocó en su edificio una placa con los colores de la bandera LGBT+ como una forma de conmemorar la relevancia de Anne Lister en la historia británica. Inicialmente, se le describió como gender-nonconforming.

Sin embargo, colectivos lésbicos lanzaron una petición online. En ella se expresaba cierta inconformidad de que las relaciones sexoafectivas entre mujeres estaban invisibilizadas.

Además, puntualizaron que gender-nonconforming no daba muchas pistas sobre su orientación sexual. «Una mujer que no se ajusta al género puede ser muchas cosas porque solo significa que no se ajusta a las expectativas sociales. No tiene nada que ver con la sexualidad», escribieron. Posteriormente, pidieron que la placa dejara claro que Anne Lister era lesbiana. Lo lograron.

Así quedó la placa en memoria de Anne Lister. / Foto: Twitter (@K_Stansfield)

Rebelde y una de las mujeres más inteligentes de la época

Anne Lister es una de las pocas mujeres de la historia de las que se conocen sus vivencias como lesbiana. En gran parte se debe a que fue ella misma la que contribuyó a una documentación. Desde que era niña llevaba un diario. Gracias a esas reflexiones cotidianas se sabe que la gente de su ciudad natal (Halifax) la miraba con desdén por su vestimenta y actitud. ESTO IMPLICABA SER LESBIANA EN EL SIGLO XIX.

Eventualmente, cuando cumplió los 7 años, no ajustarse a los roles de género la llevó a un internado para señoritas, en donde pasó aislada la mayor parte de su estancia. Las profesoras no querían que ‘corrompiera’ a las demás niñas.

Durante su reclusión, Anne Lister aprovechó para convertirse en la mujer que nos muestra Gentleman Jack. Escribía y le apasionaba leer sobre geología, matemáticas, física, filosofía y astronomía. También le interesaba aprender a hablar francés. Al crecer, hizo un balance entre el tiempo a solas con su diario y las reuniones con sus amigas de la élite.

Una pieza clave para el conocimiento

En 2011, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconoció a los diarios de Lister como documentos referenciales de la historia británica, pues datan desde 1806.

Asimismo, el Programa de Memoria del Mundo de la Unesco subrayó que los escritos «constituyen el relato exhaustivo y dolorosamente honesto de la vida de las lesbianas» durante el periodo también conocido como ‘siglo de las revoluciones’.

El estigma social para una mujer que se identificaba como lesbiana en el siglo XIX era tan fuerte que Lister escribió en código. Además de sustituir el nombre de las mujeres con las que tuvo algún vínculo afectivo, utilizó el alfabeto griego antiguo. También recurrió al lenguaje matemático. En algunas ocasiones se valió de los signos del zodiaco.

Las mujeres a las que amó

Al momento de hablar sobre las relaciones de la escritora, el nombre que más recordamos es el de Ann Walker, terrateniente y su esposa por más de un lustro. No obstante, así como lo muestra Gentleman Jack, Anne Lister tuvo un gran amor de la juventud. Se trata de Mariana Belcombe, quien después de su matrimonio adoptó el apellido Lawton.

Como es de inferirse, este par se conoció en una fiesta exclusiva de Langton Hall. En ese entonces, Anne tenía 23 años y Mariana 24. La relación entre ambas —aunque no fuera como amantes— duro más de 20 años. En ese periodo tuvieron muchísimos altibajos. Por supuesto, uno de los eventos que rompió el corazón de Anne fue cuando Mariana se casó con el terrateniente Charles Lawton en 1816.

Pese a la unión matrimonial, Mariana continuó viendo a Anne. Por mero destino y —sobre todo— las dificultades que enfrentaban las lesbianas en el siglo XIX, su relación terminó. Además de Mariana y Ann, la escritora se enamoró de Eliza Raine. La joven hija de un prestigioso cirujano de la East India Company fue una de sus mejores amigas de la infancia y la primera mujer con la que Anne imaginó una vida a futuro.

Por su parte, la alpinista también estuvo vinculada a Isabella Norcliffe. Se dice que, aunque tuvieron sus affairs, no pudieron tener una relación duradera. Eso sí: Isabella fue la persona que ayudó a sanar el corazón de Anne cuando Mariana contrajo nupcias. MIRA CÓMO ERA SER LGBT+ EN LA ÉPOCA VICTORIANA.

¿Ya conocías estos datos sobre la vida de Anne Lister, protagonista de Gentleman Jack y la «primera lesbiana moderna»?

Con información de Calderdale Museums y BBC