- Anuncio -
- Anuncio -
Inicio Cultura Historia Carlos Balmori: mexicano, multimillonario, donjuán y mujer

Carlos Balmori: mexicano, multimillonario, donjuán y mujer

-

Haz click aquí y suscríbete a nuestro canal de YouTube (No olvides activar la campanilla). ¡Se vienen proyectos increíbles!

Este fue Carlos Balmori, un empresario multimillonario y compadre de Porfirio Díaz. Pero, más importante: fue una mujer extremadamente bromista.

Durante los años 20, en México existió un millonario más extravagante que el propio Jay Gatsby y con más dinero que John Rockefeller. Su nombre era Carlos Balmori, descendiente directo de los condes de Balmoral. Era compadre íntimo de Porfirio Díaz, el rey Alfonso XIII, el zar Nicolás y hasta de Thomas Alva Edison. No había nadie en Ciudad de México que no se muriera por conocer a este hombre que medía 1.45 y pesaba tan solo 45 kilos.

Este personaje era tan excéntrico que le encantaba jugarle bromas pesadas —llamadas ‘balmoreadas‘— a los grandes personajes de la farándula y la política mexicana. Sus víctimas se apodaban ‘puerquitos’ y, una vez que habían sido balmoreados, se volvían cómplices del bromista. Las jugarretas las realizaba siempre en grandes fiestas que organizaba en alguna de las mansiones de sus cómplices.

Carlos Balmori 3
Carlos Balmori (sombrero y bigote) ejecuta una treta con algunos de sus cómplices. / Foto: WikiMéxico

Carlos Balmori se quita el disfraz de hombre

La primera broma pesada que hizo Carlos Balmori fue con la señorita Eulalia Salinas, en 1926. Balmori apareció en una fiesta vestido con lo que se convertiría en un atuendo icónico: guantes, una gran gabardina y un bombín que no se quitaba nunca. Ahí, conocío a Salinas y lo primero que hizo fue alardear sobre sus empresas en Europa y Norteamérica.

Eulalia Salinas estaba a punto de casarse con su primo, pero todo cambió cuando conoció a Balmori. Cuando el millonario sacó un cheque del Banco de Montreal por 800 mil pesos y le juró comprarle un parque en Coyoacán con tal de que se casara con él, Salinas aceptó sin dudarlo. Se besaron para sellar su amor y, para celebrar la ocasión, Balmori empezó a dar un discurso.

Carlos Balmori, rodeado de sus cómplices y abrazado de uno de sus ‘puerquitos’ / Foto: UM

El problema fue que, de pronto, la voz de Balmori cambió radicalmente. Se volvió más… femenina. También se quitó la gabardina, los guantes, el sombrero y, cuando se deshizo del bigote, reveló que era una ancianita de 61 años llamada Conchita Jurado. No obstante, la desilusión de Salinas (y la de muchas otras mujeres engañadas) vino cuando se daban cuenta de que Jurado no estaba ni cerca de ser millonaria. CONOCE TAMBIÉN AL PRIMER HOMBRE TRANS MEXICANO Y REVOLUCIONARIO.

¿Quién era Conchita Jurado?

Conchita Jurado nació, vivió y murió en la pobreza. Su fecha de nacimiento es el 2 de agosto de 1865 y, desde su infancia, era una bromista nata. Una vez se vistió de indígena para jugarle una broma a su madre. En otra ocasión, se vistió de un muchacho para ir con su padre y pedir su propia mano. Casi lo logra, hasta que su hermana llegó diciendo que jamás lo había visto en su vida e hizo que lo echaran de la casa.

El personaje de Carlos Balmori fue una creación conjunta de Jurado y uno de sus grandes amigos, el periodista Enrique Delhumeau. Ambos se dieron cuenta de que todas las personas tenían un precio; encontrar cuál era este era el objetivo principal de las balmoreadas.

carlos balmori
Solo los ‘puerquitos’ y los cómplices de Balmori conocían la verdadera cara de Conchita Jurado. Cuando se le retrataba en periódicos y revistas, siempre fue con su atuendo icónico. / Foto: Alberto Barranco (YouTube)

Una vez que un rico —o una rica— era balmoreado, se unía al séquito de Conchita. Así fue como esta mujer pobre lograba conseguir mansiones, coches y choferes prestados para realizar sus bromas. Entre sus ‘puerquitos’ más reconocidos están los expresidentes Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles. TE CONTAMOS DEL ROMANCE QUE TUVO HITLER CON UN TRAVESTI.

Balmori logró engañar a más de 200 ‘puerquitos’

La primera balmoreada fue Eulalia Salinas en 1926. Desde ese entonces y hasta la muerte de Conchita Jurado en 1931, Balmori logró engañar a más de 200 ‘puerquitos’. Se casó con al menos tres mujeres además de Salinas. Aunque claro, tanto el padre como los testigos eran cómplices de Balmori y todos los matrimonios fueron falsos.

Igualmente, a muchos caballeros, como Gabriel Martínez Montes de Oca, Jurado los llegó a amenazar con asesinarlos en un duelo a muerte. Se asustaban tanto que algunos incluso terminaban llorando antes de que les revelaran que todo era una broma pesada.

Algunos balmoreados solo se reían y se volvían parte de sus cómplices. Otros, al contrario, le regresaba el favor con bromas aún más pesadas. Eso fue lo que pasó cuando Balmori contrajo matrimonio con una bellísima joven llamada María Antonieta Guerra. No obstante, a la hora de la hora, María Anotnieta resultó ser Manuel Guerra, un domador de caballos y buscador de fama y fortuna. ESTA ES LA HISTORIA DEL PRÍNCIPE FRANCÉS QUE LE GUSTABA TRAVESTIRSE.

Carlos balmori
Este libro guarda las mejores ‘balmoreadas’ jamás hechas. / Foto: Amazon

Las hazañas de Conchita Jurado como Carlos Balmori fueron registradas por el doctor Luis Cervantes Morales, quien era uno de sus ‘secretarios personales’. El libro se titula Memorias de don Carlos Balmori. Escritas por su secretario particular. En este texto se guardan las anécdotas de las mejores balmoreadas hechas.

Aunque, más importante, este libro también representa el legado de una mujer soltera, pobre y vieja que no le importó seguir ninguna estructura social del siglo XX. Hizo lo que quiso y vivió entre los círculos sociales más altos y eso es algo que probablemente nunca hubiera sido posible sin su álter ego, Carlos Balmori.

¿Alguna vez habías oído hablar del excéntrico Carlos Balmori?

Con información de Wiki México, Heroes, villanos y artistas y Crónica

Haz click aquí y suscríbete a nuestro canal de YouTube (No olvides activar la campanilla). ¡Se vienen proyectos increíbles!

Yet Akatzin Almazán
Literata, volátil, y distraída, todo al mismo tiempo. Toco el bajo en mis ratos libres y soy malabarista cuando no hay dinero. Escribo cuentitos a veces. Tengo una morrita bien chida y por eso la presumo. Las ganas de darle un buen futuro a nuestros 11 gatos es lo que (a veces) me levanta en las mañanas.
- Anuncio -
- Anuncio -
1,092,006FansMe gusta
137,950SeguidoresSeguir
140,636SeguidoresSeguir
598SuscriptoresSuscribirte
- Anuncio -

Haz click aquí y suscríbete a nuestro canal de YouTube (No olvides activar la campanilla). ¡Se vienen proyectos increíbles!

error: ¡Ya te vimos pillín! 😏 Comparte, no copies.