Inicio Cultura Historia Anna Freud, la hija lesbiana de Sigmund Freud

Anna Freud, la hija lesbiana de Sigmund Freud

-

¿En serio no sabías que Anna Freud, hija del mismísimo Sigmund Freud, era lesbiana? Bueno, ahora que ya lo sabes, te contamos más de ella. Mujerón.

Anna Freud fue la hija lesbiana de Sigmund Freud y, a pesar de que ella también aportó grandes cosas al mundo del psicoanálisis, no todos conocen su historia. No cabe duda de que llevar un apellido tan poderoso le abrió muchas puertas pero, por otro lado, era mujer. Por lo tanto, siempre se vio opacada, primero por su padre, y también por el hecho de ser lesbiana.

Sabemos que ‘Anna Freud’ no es el nombre más famoso de la familia Freud. Pero, a diferencia de su padre, Sigmund Freud, Anna sí es querida por la comunidad LGBT+. Principalmente porque ella pertenecía a nuestra gang: era lesbiana.

Anna Freud, la favorita

Si algo es un hecho en la historia de Anna Freud es que amaba a su padre, pero eso no quita que ambos tuvieron una relación bastante complicada. Los historiadores aseguran que Anna era ‘la hija favorita’ de Sigmund. Y esa es una de las principales razones por las que decidió instruirla con sus conocimientos.

Pero, al igual que a muchísimas mujeres de la época, a Anna la ‘diagnosticaron’ con ‘histeria’. ¿Por qué? Pues por el simple hecho de que, naturalmente, comenzó a masturbarse. En ese entonces, la idea de que una mujer tuviera la necesidad de darse placer a sí misma era inconcebible. Fue así como su sexualidad se convirtió en un ‘problema’ e, inevitablemente, empezó a tener conflictos con su padre.

Anna Freud hija lesbiana de Sigmund Freud
Anna Freud en su adolescencia / Foto: Time

Lo que Sigmund Freud decía acerca de la homosexualidad es que, si bien «no tiene ninguna ventaja, no hay nada de qué avergonzarse». A diferencia de muchos de los doctores de su época, Freud no creía que la homosexualidad fuera una ‘enfermedad’. Pero, a pesar de esto, Sigmund ha sido calificado como homofóbico y transfóbico, pues no todas sus teorías y creencias eran progresistas. Sin duda, este hombre tenía muchas áreas de oportunidad.

Conejillo de Indias

Sigmund Freud decidió empezar a analizar a su hija y, al mismo tiempo, compartieron e intercambiaron sus trabajos, investigaciones y teorías de psicología y psicoanálisis. Durante ese período, Anna Freud habló de sus deseos sexuales y fue entonces cuando confirmó que era lesbiana. Y aquí es donde, una vez más, su relación con su padre volvió a complicarse. Lo que sucedió fue que Freud, en uno de sus estudios, aseguró que su hija jamás podría conseguir la «normalidad sexual». Ouch.

Anna Freud, la hija lesbiana de Sigmund Freud
Anna Freud y Sigmund Freud / Foto: Freud Museum London

Por supuesto que esto fue muy doloroso para Anna y, de alguna manera, sintió que su padre la había traicionado. Pero la traición de su padre se convirtió en gasolina para Anna Freud y, con más razón, se enfocó de lleno en su trabajo.

Anna Freud, abiertamente lesbiana y rockstar del psicoanálisis infantil

Daddy issues? ¡Sin duda! Pero la tortuosa relación de Anna Freud con su padre fue una de las razones principales por las que decidió estudiar a fondo y diseccionar la psique de los niños.

Por su parte, Sigmund Freud comenzó a contradecirse en lo que con anterioridad había declarado. Y, después de haber dicho que la homosexualidad no era una enfermedad, se comenzó a involucrar en prácticas de ‘terapia de conversión’. De hecho, en algún punto, Sigmund intentó ‘corregir’ la orientación sexual de su propia hija. Esto fue la gota que derramó el vaso y rompió por completo el bond que Anna y Sigmund algún día tuvieron.

Anna Freud
Anna Freud / Foto: Famous Psychologists

Anna y Dorothy

Dorothy Burlingham se convirtió en la lifetime partner de Anna Freud. De hecho, Anna adoptó legalmente a los hijos de su pareja y estuvieron juntas hasta el día de la muerte de Dorothy, en 1979.

Dorothy Burlingham
Anna Freud y Dorothy Burlingham / Foto: Minuto Neuquén

Anna jamás dejó de estudiar la psicología de los niños y sus aportaciones al mundo del psicoanálisis siguen siendo enormes. En 1973, eligieron a Anna Freud como presidenta de la Asociación Internacional de Psicoanalistas.

Siempre abogó por los niños y sostuvo la creencia de que, no solo se debe tratar a los niños de manera diferente a los adultos, sino que también se les debe dar un ambiente estable para prosperar.

A pesar de todo lo que sucedió, Anna fue quien cuidó a Sigmund cuando este enfermó. Si algo queda muy claro en la historia de Anna Freud es que ella no era como su padre, pero vaya que lo amó hasta el día de su muerte. ¡CONOCE A LAS LESBIANAS MÁS PODEROSAS DE LA HISTORIA!

Anna murió el 9 de octubre de 1982 —a los 86 años, de causas naturales— y sus cenizas, al igual que las de sus familiares y su pareja, Dorothy, permanecen en la ‘Freud Corner’ en el crematorio Golders Green en el norte de Londres.

¿Ya eres fan de Anna Freud? Nosotros sí.

Con información de Lambda Literary, Making Queer History y Freud Museum London

Haz click aquí y suscríbete a nuestro canal de YouTube (No olvides activar la campanilla). ¡Se vienen proyectos increíbles!

Ana Sierra Arzuffi
Escribí un libro. Hago de todo y si no sé hacerlo, lo aprendo. Mi animal favorito es la capibara, que es como un cuyo gigante <3. También tatúo, dibujo, esculpo, cuento historias, tengo un blog de Salud Mental. Les digo, hago de todo. Odio las pasas y tomo demasiado café.

Haz click aquí y suscríbete a nuestro canal de YouTube (No olvides activar la campanilla). ¡Se vienen proyectos increíbles!

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.